JovenesLa parte que cayó en buen terreno son los que oyen la palabra con corazón noble y bueno, y la retienen; y como perseveran, producen una buena cosecha (Lucas 8:15).

Mientras escribía el comentario de hoy me encontraba viajando de Tartu, en Estonia, a Tallinn, la capital del país. Había estado cinco días en el país para asistir a un congreso internacional de la Sociedad de Literatura Bíblica. Estonia es un país pequeño, tiene menos de un millón y medio de habitantes, pero es un lugar muy atractivo. Está ubicado en el extremo norte de los países bálticos, entre Finlandia y Rusia, y una buena parte de su territorio está cubierto todavía por bosques vírgenes. Su idioma, el estonio, está estrechamente relacionado con el finlandés y es, vale decirlo, totalmente extraño para mí. Esa mañana había salido armado con dos palabras claves: autobussijaam (estación de autobús) y lennujaam (aeropuerto). Debía tomar el autobús en Tartu hacia el aeropuerto y después subir a bordo de mi vuelo hacia tierras más conocidas. Mientras esperaba para comprar mi boleto de autobús, una niña de unos once años se me acercó para venderme el periódico. El formato era conocido, pero el contenido era una masa irreconocible de letras. Miré durante un momento el periódico intentando sin éxito descifrar alguna palabra. Finalmente, le di las gracias pero le dije que no lo compraría. Entonces la niña insistió. Con una mezcla perfectamente inteligible de gestos, palabras en estonio y uno que otro término en inglés, me dijo:

-¿Por qué no, Señor? Con un gesto le expliqué que no podía entender nada del periódico. Pero la niña no se amilanó:

-¡Las fotos, señor! ¡Usted puede ver las fotos!

La perseverancia de la niña me sorprendió y me dejó una gran lección. Debemos insistir si queremos lograr algo. Mark Victor Hansen y Jack Canfield, autores de la extremadamente exitosa serie de libros Caldo de pollo para el alma, fueron rechazados por ciento treinta editoriales. Cuando finalmente fueron aceptados, solo el primer libro vendió ocho millones de ejemplares. La serie cuenta hoy con ochenta best sellen que han sido traducidos a treinta y nueve idiomas. Moisés no se dio por vencido a pesar de que Israel se rebeló contra él más de diez veces. Dios no se ha dado por vencido en tu caso. Te dio vida esta mañana, tiene un plan para ti, y si no te opones, te llevará al cielo. ¿Por qué habrías tú, entonces, de rendirte? Si te has derrumbado, ¡levántate, sacúdete el polvo y sigue adelante! Hoy es un día de oportunidades divinas. Aprovéchalas. Dios espera mucho de ti. Recuerda nuestro texto de esta mañana.

 

Meditaciones Matinales Jóvenes 2013

¿Sabías que…?

Por: Félix H. Cortez

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(463)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*