Jueves 13 de julio 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | El libro de los sueños

“Mandó llamar a magos, adivinos, hechiceros y sabios, para que le explicaran aquellos sueños. Ellos fueron y se presentaron ante el rey, el cual les dijo: ‘He tenido un sueño y estoy muy preocupado tratando de comprenderlo'”
(Daniel 2:2,3).

¿AIguna vez te has despertado empapado en sudor y dando gradas porque lo que te había pasado no era real? Qué interesante es eso de los sueños… Algunas veces son geniales, pero otras estás deseando que terminen. ¿Y qué me dices de los que no puedes recordar? Te despiertas por la mañana con una sensación de alegría, o de tristeza, o de miedo, pero no sabes a qué se debe.
Los antiguos babilonios se tomaban los sueños muy en serio, tanto los que recordaban como los que habían olvidado. Creían que los sueños no eran simplemente resultado de haber comido demasiado la noche anterior, sino que eran mensajes especiales de parte de los dioses. Incluso pasaban noches enteras en templos esperando recibir algún sueño, que después dejaban registrado en “El libro de los sueños”. No recordar un sueño era una mala señal. De acuerdo a sus antiguos escritos, si un hombre olvidaba un sueño significaba que los dioses estaban enojados con él. Así que no es de sorprender que el rey Nabucodonosor estuviera preocupado por no poder recordar lo que había soñado. Amenazó con matar a los magos y adivinos de su reino si no le descifraban el sueño y su significado.
Era muy difícil para aquellos magos y adivinos hacer lo que el rey les pedía. “No hay nadie en el mundo -respondieron los sabios- que pueda decir lo que su majestad desea saber” (Dan. 2:10). Nadie en el mundo excepto Daniel, el que había sido llevado a Babilonia en cadenas. Este esclavo dijo: “Hay un Dios en el cielo que revela los misterios” (vers. 28). Daniel no buscó excusas, simplemente dijo que Dios revelaría el significado del sueño y se retiró con sus tres amigos para pedirle a Dios que les revelara el misterio escondido detrás del sueño.
Daniel no hizo sacrificios, ni parafernalias, ni hechizos que le permitieran mantenerse despierto esperando una respuesta; solo pidió ayuda a Dios. Vemos aquí que la oración no es un simple ritual, o algo que tengamos que hacer porque sí. La oración es encontrarnos cara a cara con Alguien real que puede responder nuestras dudas y satisfacer nuestras necesidades. Así que, si hace tiempo que no oras a Dios, tómate hoy un momento para contarle lo que te
pasa. Ese mismo Dios al que Daniel oró hace tantos años responderá tus oraciones como lo hizo entonces.
GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(40)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*