Porque el Señor es nuestro juez, nuestro legislador y nuestro rey, y él nos salvará. Isaías 33:22.

En el libro de Jueces, en el capítulo 9, un hombre llamado Jotam contó esta historia:
Los árboles resolvieron elegir un rey para ellos. Entonces, se reunieron y fueron a hablar con el olivo, pero él no aceptó. Fueron a hablar con la higuera, pero ella no quiso saber nada. Invitaron también a la parra, pero ella dijo:
“¿Qué? Ni pensarlo”. Parecía que todos los árboles estaban muy ocupados para ser rey. Entonces, los árboles hablaron
con el espino: “Sé nuestro rey”. Y el espino respondió:”Hum, hasta pareciera no ser tan mala idea.
Acepto. Vengan y quédense debajo de mi sombra”.
¿Ya pensaste en quedarte debajo de un árbol que solamente tiene espinas? No es buena idea. ¿Cuáles son los reyes de nuestra vida?
¿Quién tiene el primer lugar para nosotros? Los padres, la escuela, los amigos son importantes, pero Jesús es nuestro único rey. ¡Amén!

Hablemos con Dios 

Querido Jesús, el primer lugar en mi vida es solamente tuyo.

Para mi, tú eres la medalla de oro. Ayúdame a darle el valor correcto a las cosas. ¡Amén!

(374)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*