Pequeños

Tu oración: Querido Padre, te doy gracias por mi hermano. Ayúdame a ser amable con el.

Versículo para hoy: «Esaú corrió a su encuentro y, echándole los brazos al cuello, lo abrazo y lo beso. Los dos lloraron». Génesis 33: 4.

Después de la pelea que Jacob había tenido con el ángel y la bendición que le había dado, ahora no había nada que temer. Jacob sabía que Dios lo había perdonado y lo acompañaba en su regreso a casa. Un gran ruido de caballos se escuchaba a lo lejos del campamento de Jacob, ¡era Esaú con un ejército! Jacob protegió a su esposa y a sus hijos por si Esaú les quería hacer daño.

Después de tantos años Esaú, su querido hermano, estaba frente a el. Esaú corrió y lo abrazo, le dio un beso y los dos lloraron, estaban felices de volver a verse. Esaú estaba feliz y Jacob se sentía tan contento que le presento a toda su familia. Ahora Jacob estaba tranquilo al saber que su querido hermano Esaú lo había perdonado y seguirían siendo buenos hermanos como cuando eran niños.

Lecturas Devocionales para pequeños

Amigos de Jesús

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(593)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*