Miércoles 14 de junio 2017 | Devoción Matutina para Menores | Las cosas buenas se hacen esperar

“Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos” (Heb. 11:1).

¿Has comido higos alguna vez? En mi país, Colombia, se hace con los higos un postre delicioso. La receta es así: se hierven los higos en agua con panela. Luego se escurren, se abren por la mitad y se rellenan de arequipe (un dulce que se hace con leche y azúcar). Después, solo resta empacarlos en canastitas hechas a mano y adornarlos con un lacito. El resultado es un dulce típico, muy deseado por colombianos y extranjeros.
El higo es el fruto de la higuera, y se sabe que se recolectaba y se comía ya desde el año 9.000 antes de Cristo (hace más de once mil años). La higuera proviene de Oriente, y su cultivo se ha extendido a muchas regiones del mundo, especialmente los países que rodean el Mar Mediterráneo. ¿Sabías que la Biblia habla de la higuera? Sí, y más de una vez. En Génesis 3:7 leemos que Adán y Eva “cosieron hojas de higuera y se cubrieron con ellas”. Cuando los israelitas fueron liberados de Egipto, se quejaron con estas palabras: “¿Para qué nos sacaron de Egipto y nos trajeron a este lugar tan horrible? Aquí no se puede sembrar nada; no hay higueras, ni viñedos” (Núm. 20:5). Jotam contó una fábula sobre una higuera, que puedes leer en Jueces 9; y Jesús también mencionó la higuera. Vamos a leerlo en Mateo 24:32: “Aprendan esta enseñanza de la higuera: Cuando sus ramas se ponen tiernas, y brotan sus hojas, se dan cuenta ustedes de que ya el verano está cerca”.
¿Sabes qué hay que hacer, para que una higuera dé frutos? ¡Tener mucha paciencia! Porque no fructifica antes de los tres años de plantada. Lo mismo ocurre con la fe: no crece de la noche a la mañana, no lleva frutos de un día para otro. Primero hay que plantarla, sobre la base de leer tu Biblia, de orar y de hacerte amiguito de Jesús. Después va creciendo, y cada vez vas confiando más en Dios. Finalmente, ves los frutos de esa fe. Tener una fe firme lleva tiempo, tal vez años, pero es posible lograrla. ¿Qué tal, si pedimos a Jesús que nos ayude a tener una fe que dé frutos, así como la higuera da higos?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(31)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*