Martes 15 de agosto 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | ¡Sácate los ojos!

“Si tu mano derecha te hace caer en pecado, córtatela y échala lejos de ti; es mejor que pierdas una sola parte de tu cuerpo, y no que todo tu cuerpo vaya a parar al Infierno” (Mateo 5:30).

Solo una vez en la vida he intentado cortarme una parte del cuerpo. Tenía unos dos años, pero lo recuerdo. Estaba en el garaje con mi padre, haciendo algo realmente útil (empujando montones de aserrín con un palo). Papá estaba a unos pasos de mí, lijando algo. Me había dado órdenes de no tocar las máquinas mientras estuvieran encendidas pero, al mirar la lijadora y escuchar su zumbido, me quedé atónito observando las ruedas giratorias. Se veían tan interesantes que, en pocos segundos, me encontré caminando hacia ellas. Podía sentir la brisa debajo de la máquina y el olor a madera recién cortada. Lentamente, mi mano llegó hasta el mecanismo giratorio. Mi recuerdo del suceso llega hasta el momento en que metí el dedo en los engranajes de la máquina; luego hubo una gran cantidad de sangre y mucho dolor. Me corté medio dedo pero, afortunadamente, se pudo recomponer.
¿Sugirió Jesús realmente que nos cortáramos una parte del cuerpo cuando hizo el comentario del versículo de hoy? Esto sucedió durante su famoso Sermón del Monte. Él había acabado de explicar que desear a alguien con el pensamiento no era muy diferente del adulterio. Y entonces comenzó a hablar de… ¿desmembramientos? No exactamente. Como te habrás dado cuenta, lo que estaba sugiriendo no es tan espantoso, aunque sigue siendo difícil. Lo que dice Jesús es que, si hay algo en tu vida que te está haciendo caer en pecado una y otra vez, mejor elimínalo lo más rápido posible. Ya sea que se trate de un objeto que te tienta, de una persona que siempre te lleva al pecado, de un lugar a donde vas en repetidas ocasiones, o de cualquier otra cosa que te haga caer, cualquiera que sea, ¡deshazte de ella! Es mejor abandonar algo en esta tierra que perderse por la eternidad.
¿Cuáles son esas cosas, personas, lugares o situaciones que siempre te hacen caer en el pecado? Apuesto a que las conoces bien. ¿Estás listo para dejarlas? ¿Tienes el valor necesario como para cortarlas de tu vida para siempre?
GH y MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

(58)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*