Jueves 15 de junio 2017 | Devoción Matutina para Adultos | El sábado, creación de Cristo

LA LEY Y EL SÁBADO
«Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles». Colosenses 1: 16

EL SÁBADO fue santificado en ocasión de la creación. Tal cual fue ordenado para el ser humano, tuvo su origen cuando «alababan juntas todas las estrellas del alba y se regocijaban todos los hijos de Dios» (Job 38: 7). La paz reinaba sobre el mundo entero, porque la tierra estaba en armonía con el cielo. «Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera» (Gén. 1: 31); y reposó en el gozo de su obra terminada.
Por haber reposado en sábado, «bendijo Dios el séptimo día y lo santificó» (Génesis 2: 3), es decir, lo puso aparte para un uso santo. Lo dio a Adán como día de descanso. Era un monumento recordativo de la obra de la creación, y una señal del poder de Dios y de su amor. Las Escrituras dicen: «Ha hecho memorables sus maravillas». «Lo invisible de él, su eterno poder y su deidad, se hace claramente visible desde la creación del mundo y se puede discernir por medio de las cosas hechas» (Gén. 2: 3; Sal. 111:4; Rom. 1: 20).
Todas las cosas fueron creadas por el Hijo de Dios. «En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios. […] Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho fue hecho» (Juan 1: 1, 3). Y puesto que el sábado es un monumento recordativo de la obra de la creación, es una señal del amor y del poder de Cristo. […]
El sábado fue incorporado en la ley dada desde el Sinaí; pero no fue allí que se dio a conocer por primera vez como día de reposo. El pueblo de Israel había tenido conocimiento de él antes de llegar al Sinaí. Mientras iba peregrinando hasta allí, guardó el sábado. […]
El sábado no era para Israel solamente, sino para el mundo entero. Había sido dado a conocer al ser humano en el Edén, y como los demás preceptos del Decálogo, es un deber inmutable. Acerca de aquella ley de la cual el cuarto mandamiento forma parte, Cristo declara: «Antes que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley» (Mat. 5: 16). Así que mientras duren los cielos y la tierra, el sábado continuará siendo una señal del poder del Creador. Cuando el Edén vuelva a florecer en la tierra, el santo día de reposo de Dios será honrado por todos los que moren debajo del sol. «De sábado en sábado», los habitantes de la tierra renovada y glorificada, subirán «a adorar delante de mí, dijo Jehová» (Isa. 66: 23).— El Deseado de todas las gentes, cap. 29, pp. 253-255.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2017
DE VUELTA AL HOGAR
Elena G. de White
Lecturas devocionales para Adultos 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(165)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*