Viernes 16 de noviembre 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Elegir la vida

«A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia». Deuteronomio 30: 19, RV60

En general, todo ser humano busca la vida y el bien, y escapa de la muerte y del mal; desea ser feliz y huir de la miseria y la desgracia. En su misericordia y amor, Dios extiende su mano para sacar del pozo de la infelicidad a todo el que quiera permanecer en pie y lleno del bien que proviene de la fuente divina. Para que todo salga según lo planeado, solo debemos obedecer, «pero si tu corazón se aparta y no obedeces, te dejas extraviar, te inclinas a dioses ajenos y los sirves […] de cierto pereceréis» (Deuteronomio 30: 17, 18).
Estamos en una encrucijada, en medio de la lucha entre el bien y el mal. Moisés dijo: «Circuncidará Jehová, tu Dios, tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, a fin de que vivas» (Deuteronomio 30: 6). Es decir, el Señor avivará la percepción espiritual y enternecerá nuestra conciencia.
«No es el plan de Dios obligar a los hombres a que abandonen su incredulidad impía. Delante de ellos están la luz y las tinieblas, la verdad y el error. Ellos deben decidir lo que van a aceptar. La mente humana está dotada de facultades para discriminar entre lo correcto y lo erróneo. No es el designio de Dios que los hombres decidan por impulso sino por el peso de la evidencia, comparando cuidadosamente unos pasajes de la Escritura con otros» (Elena G. de White, Redemption: or the Miracles of Christ, p. 112, 113).
El gozo de Jehová es completo cuando una persona se vuelve a él, porque entonces puede derramar sobre esa persona las bendiciones del cielo. El que obedece y ama la Palabra de Dios, dice como el salmista: «El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón» (Salmo 40: 8).
Si la vida está escondida en Cristo y de él mana, escojamos seguirlo y anclemos nuestra fe en él hasta alcanzar la victoria final.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

(67)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*