HBOOK007-pequeños800El pecado está esperando el momento de dominarte. Sin embargo, tú puedes dominarlo a él. Génesis 4:7.

Cuando el escorpión se siente acorralado, ¿sabes lo que hace? Se pica a  sí mismo, envenenándose. Eso es exactamente lo que hacemos cuando alimentamos el odio que le tenemos a alguna persona. ¡Nos envenenamos a nosotros mismos! ¡Qué pena que Caín no se dio cuenta de eso!

Caín vio que la ofrenda de Abel había sido aceptada por Dios, ya que se estaba consumiendo completamente por el fuego. Él debe haber esperado por un buen rato, imaginando que su ofrenda también se consumiría. Pero Dios no le dio ninguna señal. No descendió fuego del Cielo; y la ofrenda de Caín quedó allí sin ser consumida. ¿Qué será lo que debe haber sentido Caín?

Rabia, envidia, rebeldía. Estos ingredientes del veneno lo llevaron a hacer algo muy malo con su propio hermano.

¡No permitas que esos ingredientes te envenenen!

Hablemos con Dios

Quédate conmigo, querido Dios y mantenme libre de los venenos que perjudican mi vida. Quiero estar a tu lado. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

 

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(317)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*