Domingo 18 de junio 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Alardeando de tus talentos

“El rey Merodac-baladán […] oyó decir que Ezequlas había estado enfermo pero que ya había recobrado la salud, y por medio de unos mensajeros le envió cartas y un regalo. Ezequías se alegró de su llegada y les mostró su tesoro, la plata y el oro, los perfumes, el aceite fino y su depósito de armas, y todo lo que se encontraba en sus depósitos.
No hubo nada […] que no les mostrara” (Isaías 39:1,2).

Si a mi cuñado Josh se le diera la oportunidad de elegir entre ser famoso o pasar desapercibido, escogería lo segundo. Si hay algo que no puede soportar es la gente que hace alarde de sus propios talentos y anuncia a todo el mundo cuán maravillosos y afortunados son. No le gusta la gente que se exalta a sí misma para recibir reconocimiento. Josh es inteligente y talentoso, pero nunca lo vas a ver presumir de ello. Aunque podría hacerlo, no ostenta su buen humor ni su ingenio, porque no le gusta alardear.
Al rey Ezequías le habría venido bien un poco de la actitud de Josh. Ezequías era bastante engreído. Apenas se le presentó la oportunidad, no pudo resistir la tentación de presumir de lo que tenía. Este incidente se produjo inmediatamente después de la milagrosa curación experimentada por Ezequías y la promesa de Dios de darle quince años más de vida. La curación estuvo acompañada de una señal que Ezequías había pedido: Dios hizo retroceder el sol diez grados. Naturalmente, una señal como esa no pasó desapercibida, especialmente para los astrólogos del vecino país de Babilonia. Así que el rey de Babilonia envió delegados con regalos y con preguntas para Ezequías acerca de lo que había ocurrido. El rey Salomón había previsto esa clase de oportunidades muchos años antes y esperaba que, cuando los extranjeros fueran a cuestionarlos, Israel fuera un ejemplo de lo que Dios puede hacer por un país que le sigue. Sin embargo, en lugar de mostrarles al verdadero Dios, Ezequías les mostró todas sus posesiones. Los cautivó con sus tesoros, su arsenal y todo lo extraordinario que había en su palacio.
Ellos se fueron deslumbrados; pero, inconscientemente, Ezequías les había dejado la idea de que Judá estaba lista para el saqueo. En menos de cien años, los babilonios regresaron, esta vez con todo su ejército. Cuando la gente se acerque a ti, ¿qué verán? ¿La evidencia de tu relación con Dios o simple ostentación?
GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(20)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*