Vive más quien habla con sabiduría, que todo el oro y las joyas del mundo. Proverbios 20:75.

A casi a todos los niños y niñas les gusta juntar piedras. ¿Has recolectado alguna piedra en bruto? Algunas son bonitas, lisitas, más oscuras, más claras… tienen distintas formas. ¡Recolectar piedras es una actividad divertida!
¿Sabías que algunas piedras pueden ser pulidas y se convierten en piedra, preciosas? Eso quiere decir que comienzan a ser cotizadas y a valer mucho más.
Todos nosotros somos como piedras en bruto. Cuando Dios actúa en nuestra vida y nos transforma, nos volvemos piedras pulidas, es decir, nos convertimos en piedras preciosas.

Hablemos con Dios
Señor, transforma mi vida de una manera especial, para que me vuelva como una de tus joyas de valor. ¡Amén!

(323)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*