Devoción Matutina para Adolescentes | Arráncale los pelos a otro

“Discutí con ellos y los maldije. A algunos de ellos los golpeé y les arranqué el pelo, y los obligué a jurar por Dios que no permitirían más que sus hijas e hijos se casaran con extranjeros, ni aceptarían como esposas para sus hijos o para ellos mismos a las mujeres de ellos” (Nehemías 13:25).

¡Eso sí que es un profeta en acción! Pero, debemos preguntarnos: ¿Por qué empleó estos métodos cuando ya Esdras había intercedido por aquel pecado del pueblo? Bueno, cronológicamente hablando, la Intervención de Esdras se había producido treinta años antes, lo que quiere decir que aquella no era la primera vez que el pueblo de Dios había caído en ese pecado. En segundo lugar, si lees un poquito antes, verás que los niños Israelitas ya no hablaban hebreo, que es la lengua de las Escrituras, sino que hablaban los dialectos de las naciones extranjeras. ¿Y qué tiene Dios contra los extranjeros? Nada, excepto que aquellos extranjeros en particular, los moabitas y los amonitas, servían a un dios llamado Moloc y la adoración a Moloc no incluía contar historias a los niños antes del culto, sino sacrificarlos. Excavaciones recientes han descubierto miles de cadáveres de niños quemados; quemados en el nombre de este dios extranjero. Así que, cuando Esdras vio a los preciosos niños israelitas hablando en el idioma de aquella religión, no pudo contenerse más.
Yo tengo un perro llamado Winston. Winston es un buen perro, sin embargo, a veces, cuando le digo “¡No!”, o “¡Suéltalo!”, o “¡Para!”, él me desafía. Me pone a prueba aunque sabe que no debería hacerlo; y en esas ocasiones yo lo agarro firmemente por el pelo y lo siento frente a mí para decirle de una forma muy contundente que me desagrada su desobediencia. Y una vez que me doy cuenta de que está arrepentido, lo suelto para que juegue. Esto sucede cada tanto, cuando que tengo que recordarle que el amo soy yo y que sé lo que le conviene.
Antes de que tomes la decisión de golpear a alguien, o de arrancarle el pelo, déjame decirte algo. Si bien siempre tenemos que interceder por los demás, también hay veces en las que es bueno que los confrontemos. Confrontar a alguien que ha actuado mal no es agradable; sin embargo, si lo haces con amor, puedes ayudar a esa persona a arrepentirse, e incluso puede mejorar tu relación con ella. Si estás orando por alguien que te ha hecho daño, y ya llevas mucho tiempo orando sin ningún resultado pero no has hablado directamente con la persona, tal vez sea el momento de que vayas a hablar con ella. SP

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(74)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*