¿Te has puesto a pensar que en el nacimiento de Jesús hubo sangre? Hubo dolor, y contracciones y una placenta, igual que en todos los nacimientos de este planeta. El Hijo de Dios vino a este mundo como un niño humano real. ¿Qué significado tiene para nosotros hoy saber que Jesús era un ser humano igual a nosotros?

PROGRAMA SEMANAL | ESCRITO ESTÁ | Pastor Robert Costa www.escritoesta.org | Iglesia Adventista del séptimo día.
http://www.espacioadventista.org/
http://devocionmatutina.com/

(123)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*