Viernes 21 de julio 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Cómo pasar un examen

“En cuanto comenzaste a orar, Dios te respondió. Yo he venido para darte su respuesta, porque Dios te quiere mucho” (Daniel 9:23).

Fueron aquellas plantas venenosas las que me salvaron. Esa fatídica tarde, yo estaba paseado tranquilamente por el monte cerca de nuestra casa, mientras hablaba por teléfono con mi amiga Caitrln sobre el examen final de griego que tenía la semana siguiente. Caitrin me dijo que oraría para que yo pasara el examen, pero lo cierto es que llevaba años sin estudiar griego. Cuando colgamos el teléfono, me senté a disfrutar del sol de la tarde y, sin darme cuenta, toqué con mis manos las hojas de las plantas que me rodeaban, mientras le pedía al Señor que, por favor, de algún modo, me ayudara a aprobar el examen.
Primero sentí como un sarpullido en la espalda cuando fui a casa de la tía Eleanor. Después, cuando salí para mi casa, ya se había extendido el sarpullido hacia la panza, las piernas, los pies… Estaba completamente recubierta de manchas y un picoso sarpullido. Las manchas se transformaron en granos gigantes y me dieron una de las peores semanas de toda mi vida. Aparentemente, soy alérgica a las hojas de aquellas plantas que toqué. El sarpullido me duró más de una semana, durante la cual me echaba constantemente sobre el suelo de la cocina cubierta de crema. Me perdí el examen de griego pero, cuando los profesores supieron lo que me había pasado, me permitieron rendirlo a la semana siguiente. Así que aproveché esa semana para estudiar como una loca y, de algún modo, no sé cómo pero, milagrosamente, lo pasé.
Echando un vistazo atrás me doy cuenta de cómo Dios respondió mi oración en el mismo Instante en que estaba orando y tocando las plantas. Aunque la respuesta fue un tanto Incómoda, Dios proveyó un camino para que yo pudiera ganar una semana extra y estudiar. Sabemos que Dios responde nuestras oraciones en cuanto las elevamos a él porque así se lo dijo el ángel a Daniel en el versículo de hoy. Daniel estaba orando para que su pueblo fuera liberado y el ángel le dijo que, en cuanto había comenzado a orar, Dios le había enviado la respuesta.
Dios no pierde tiempo. Recuérdalo hoy cuando hables con él o la próxima vez que estés esperando una respuesta suya. Nuestro Dios es un Dios de acción. Él actúa inmediatamente en nuestro favor tan pronto como se lo pedimos.
MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(39)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*