Nunca te dejaré ni te abandonaré. Hebreos 13:5.

Sentirse sólito es la peor cosa que existe. Eso puede suceder cuando nos mudamos a una casa nueva, a una nueva iglesia o a una escuela nueva.
Pero también puede ocurrir cuando no nos mudamos a ningún lugar, y estamos cerca de un montón de personas conocidas. Sentirse solo duele. Pídele a Dios que te ayude a encontrar un amigo cristiano, que puedas sentirte siempre bien  acompañado.
Ahora, pase lo que pase, recuerda: nunca vas a estar verdaderamente sólito, porque Dios siempre estará contigo. Él nunca te abandonará, pues justamente él nos prometió eso. Y lo que Dios promete, lo cumple.

Hablemos con Dios
Padre mío, a veces me siento solo. En esos momentos, ayúdame a recordar que siempre puedo contar con tu compañía. ¡Amen!

(397)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*