Viernes 25 de agosto 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Aprender a amar

“Y uno, que era maestro de la ley, para tenderle una trampa, le preguntó: ‘Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?’ Jesús le dijo: ‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente’. Este es el más Importante y el primero de los mandamientos. Pero hay un segundo, parecido a este; dice: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo'” (Mateo 22:35-39).

Todavía me da rabia recordar aquel día de almuerzo en la Iglesia. Era penoso ver a Claire y a Donald, una pareja de ancianos, cargando una olla gigante por el pasillo hasta la cocina. Donald tenía diabetes y a Claire le acababan de diagnosticar cáncer. Eran pobres, así que, para ellos, llevar comida era una carga económica. Claire logró llegar hasta la cocina y orgullosamente deslizó su cacerola, cubierta con abundante queso derretido, sobre el mesón. El queso era algo novedoso en aquella iglesia. La mayoría de los miembros eran vegetarianos, así que nadie se imaginó que, en el almuerzo, habría comida con productos lácteos. La hermana que estaba organizando el almuerzo tomó la cacerola de Claire y no dijo ni una palabra. Durante el almuerzo, traté de encontrar el plato hecho por Claire, pero no estaba. Más tarde observé a Claire ir a la cocina a preguntar por su cacerola. Una hermana se la entregó, ya limpia. La deliciosa comida que Claire había preparado con su queso “diabólico” había sido echada a la basura para que nadie fuera tentado a comer de ella. La pobre Claire se fue triste.
Lo primero que viene a mi mente es un sentimiento de injusticia y frustración por tanta insensibilidad. Los fariseos, que cuestionaban a Jesús acerca del mandamiento supremo, eran Intransigentes con cosas como los alimentos, pesar la menta y el comino, o contar los pasos que daban en sábado. Debatían sobre lo que era correcto o no, lo que era bueno o malo; pero Jesús resumió los mandamientos en una palabra; amor. Dijo que todos los mandamientos deben obedecerse bajo una perspectiva: ¿Qué es lo que estoy haciendo para mostrar amor a Dios y a mis semejantes? Los mandamientos son una cuestión de dos dimensiones qué y por qué. En lugar de verlos como reglas inflexibles, aprendamos a pensar que son la mejor manera de mostrar amor a Dios y a las personas que están a nuestro alrededor.
MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

(78)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*