HBOOK007-pequeños800Y Dios le dijo: -Toma a Isaac, tu único hijo, al que tanto amas, y vete a la tierra de Moriah. Génesis 22:2.

Isaac era joven, fuerte y, de repente, se dio cuenta de que su padre lo llevaba para ser sacrificado. ¿Cuántos planes para el futuro dejaría de lado en aquella hora? Como Jesús haría después, Isaac obedeció a su padre. Pero, contrariamente a cómo sucedió con Jesús, Isaac fue protegido. Él no sabía que escaparía de la muerte; por lo tanto, hasta el último segundo debe de haber sentido mucha angustia.

Hay cosas que solamente podemos descubrir probando. Puedo describirte el mar: agua fría, salada, con olas espumosas que se disuelven en la playa.

Pero solamente entenderás eso cuando realices tu propia experiencia. Ya que tú no pasarás por una angustia como la de Cristo, no pretendas entender su sacrificio, pero acéptalo, pues él hizo todo eso por ti..

Muchas gracias Jesús por tu sacrificio, Se que fue por amor a mi. ¡Amén!

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(339)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*