Domingo 25 de noviembre 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | El salón de la fama de la fe

«Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera: es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos» (Hebreos 11: 1).

Uno de los mayores honores en determinados ámbitos es entrar en su salón de la fama. Imagina que fueras un payaso, literalmente, que viajas con un circo durante toda tu vida, y un día logras entrar en el salón de la fama del circo que, de hecho, existe. ¡Estarías feliz y entregando globos con forma de animales a todo aquel que conocieras! Imagina que todos los días después de la escuela practicas polcas con tu acordeón durante horas y horas y, sin darte cuenta, un día entras en el mismísimo salón de la fama de la polca. ¡Con seguridad interpretarías una polca alegre para celebrarlo! ¿Qué sucedería si vivieras en Toronto y te gustara dibujar superhéroes y un día te invitaran a formar parte del salón de la fama de los caricaturistas canadienses? Sería una gran noticia, ¿no? Aunque esos salones de la fama no signifiquen mucho para ti, sí son algo muy importante para los payasos, los acordeonistas y los caricaturistas canadienses. De manera natural, mostramos interés por los héroes de nuestro gremio.
Dado que el cristianismo no es una competición, podrías pensar que no tiene un salón de la fama, pero lo cierto es que sí lo tiene. La Biblia enumera a los superhéroes de la fe, los destacados seguidores de Dios que pueden inspirarnos para que nuestra fe aumente. Echa un vistazo a Hebreos 11 y descubrirás el mejor salón de la fama de todos los tiempos, que también se conoce como el salón de la fe.
Lee la historia de estos famosos del salón de la fe: Noé, quien construyó un arca aunque nunca había visto llover. Abraham, que estuvo dispuesto a sacrificar a su propio hijo. Moisés, quien rehusó ser conocido como el hijo del faraón para vivir una vida humilde. Gedeón, Barak, Sansón, David, Samuel… El libro de Hebreos dice que la lista incluye a muchos más, aquellos que conquistaron reinos, cerraron la boca de los leones, apagaron fuegos, escaparon de la hoja de una espada, fueron testigos de la resurrección de la muerte y vivieron en la cárcel con cadenas y torturas.
Si quieres sentir que formas parte de algo espectacular, lee acerca del salón de la fe de Hebreos 11. Verás lo emocionante que es formar parte de un gran grupo de cristianos y lo increíble que es llevar una vida de fe. ¡Seguro que querrás formar parte de este salón!

Ponlo en práctica: La próxima vez que sientas a Dios instándote a hacer algo, da un salto de fe.

Ponlo en oración: Haz la oración de los apóstoles de Lucas 17: 5: «¡Danos más fe!».

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y ENTONCES…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

(20)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*