La apostasía seguida por la ruina, 27 de julio
La tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto
sempiterno. Isaías 24:5.
Los habitantes de los Estados Unidos han sido un pueblo favorecido, pero el día en que restrinjan la libertad religiosa, abjuren del
protestantismo y apoyen al papado, habrán colmado la medida de su iniquidad y en los libros del cielo se registrará que han incurrido
en “apostasía nacional”. El resultado de esta apostasía será la ruina de la nación.—The Review and Herald, 2 de mayo de 1893.
Por el decreto que imponga la institución del papado en violación a la ley de Dios, esta nación se separará completamente de
la justicia. Cuando el protestantismo extienda la mano… para asir la mano del poder romano, cuando se incline por encima del
abismo para dañe [223] la mano con el espiritismo, cuando, bajo la influencia de esta triple unión, ese país repudie todo principio de su
constitución como gobierno protestante y republicano, y haga provisión para la propagación de las mentiras y seducciones papales,
entonces sabremos que ha llegado el tiempo en que se verá la asombrosa obra de Satanás, y que el fin está cerca.—Joyas de los
Testimonios 2:151.
El espiritismo hace aparecer a Satanás como benefactor de la raza humana, que sana las enfermedades del pueblo y profesa
presentar un sistema religioso nuevo y más elevado; pero al mismo tiempo obra como destructor… Al par que se hace pasar ante los
hijos de los hombres como un gran médico que puede curar todas sus enfermedades, Satanás producirá enfermedades y desastres al
punto que ciudades populosas serán reducidas a ruinas y desolación… Y luego el gran engañador persuadirá a los hombres de que
son los que sirven a Dios los que causan esos males.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 646, 647.
A medida que los hombres se apartan más y más de Dios, se permite que Satanás ejerza su poder sobre los hijos de desobediencia.
Él origina la destrucción entre los hombres. En tierra y mar se producen calamidades. El incendio y la inundación destruyen vidas y
bienes. Satanás decide culpar de todo esto a quienes rehúsan prosternarse ante el ídolo erigido por él. Sus agentes señalan a los
adventistas como causantes del problema y dicen: “Esta gente está desafiando la ley. Están violando el domingo. Estos terribles
juicios cesarían si se los obligara a obedecer la ley que impone la observancia del domingo”.—The Review and Herald, 16 de julio
de 1901.

(251)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Videos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*