Martes 29 de agosto 2017 | Devoción Matutina para Menores | “Espulgando” a los demás

“Ustedes nos ayudan orando por nosotros” (2 Cor. 1:11).

¿Has visto cómo las mamas gorila espulgan a su crías? Hace días, yo estaba viendo un programa en Animal Planet, donde una gorila sacaba las garrapatas a su hijito. Cuando su cría ya no tenía garrapatas, la mamá fue en busca de más, se las echó a su hijito sobre el pelo y comenzó otra vez a sacárselas. A mí me pareció muy gracioso. El narrador comentaba que eso lo hacían algunas mamás gorila con el fin de seguir demostrando su amor a sus bebés. El objetivo es hacer que los pequeños se sientan bien. ¡Qué tierno!
Un día, viajando en nuestro vehículo, mi esposo y yo vimos unas vacas que tenían pájaros encima, picoteándolas. Mi esposo me explicó que se llaman “bufagos”. ¿Los has visto alguna vez? Los bufagos no maltratan a las vacas, ni se posan encima de ellas para causarles dolor; por el contrario, les hacen un gran favor, porque se comen las garrapatas, las pulgas, los parásitos, y también les quitan los gusanos y los tejidos enfermos que las vacas no pueden quitarse ellas mismas. Y cuando hay un enemigo cerca, los bufagos lanzan un silbido, para avisar a las vacas del peligro.
También los hipopótamos, a los que les encanta el agua, reciben el cuidado de los bufagos y de otros amigos acuáticos. Cuando el hipopótamo está en el agua, un pez llamado labeo negro hace las veces de aspiradora y le quita los parásitos, las algas, y cualquier otra cosa que se pegue a su piel; también le limpia los dientes y otros sitios difíciles de su enorme cuerpo. ¿No te parece asombroso el sentido de cooperación que tienen los animales?
Nosotros, los seres humanos, también deberíamos ayudarnos unos a otros, cooperar en lo que podamos, sobre todo en cosas que uno sabe hacer y que otro no sabe. Recuerda el ejemplo de Jesús, que vivía para ayudar a los demás y hacerles la vida más fácil. Tú puedes hacer lo mismo. Y si no se te ocurren cosas concretas que puedes hacer para cooperar con otros, puedes comenzar, simplemente, orando por ellos. La Biblia dice que al orar por los demás, los estamos ayudando. Es una manera de “espul- garles”las garrapatas y hacer que se sientan bien.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017

(25)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*