Miércoles 30 de septiembre 2015 | Devoción Matutina para Jóvenes 2015 | Aprende a convivir con tu naturaleza hasta la liberación

Es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 1 Corintios 15:53.

Hemos llegado al fin de este mes, y de estas meditaciones sobre psicología cristiana. Deseo de corazón que estas reflexiones te hayan sido de ayuda y aporte para tus luchas psicoespirituales. Nuestro texto de reflexión para hoy nos habla, en su contexto, de ese momento glorioso en que Jesús regresará a buscarnos, y entonces en primer lugar resucitará a los muertos, y transformará tanto su cuerpo como el de los que estemos vivos de corruptibles en incorruptibles, de mortales en inmortales. Y añade que “es necesario” que esto suceda.
Como ya vimos, el cuerpo es el soporte material de nuestra mente, de nuestra vida psíquica. Si aquel es mortal, corruptible, deshonroso (en el sentido de su deterioro) y débil, nuestra mente y nuestro espíritu son afectados, ya que como hemos visto somos seres integrales.
Por lo tanto, es necesario que aprendas a convivir con esta realidad, no idealizando demasiado ni lo que te propone la psicología en términos de bienestar mental ni aun lo que te propone el evangelio, como si a partir de que te entregas a Cristo todos tus problemas humanos desaparecerán como por arte de magia. No te desanimes si aún tienes conflictos con el pecado, con tu carácter, o conflictos emocionales, de complejos, traumas o limitaciones de personalidad. Acéptate a ti mismo y convive con lo que eres, y sé feliz y lo más pleno posible a pesar de ellos.
Mientras esperamos ese día, hagamos nuestra la “Oración de la serenidad”, del pastor Reinhold Niebhur:
“Dios, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar; valor para cambiar las cosas que puedo cambiar, y sabiduría para reconocer la diferencia. Viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez, aceptando las adversidades como un camino hacia la paz. Viviendo, como lo hizo Dios, en este mundo pecador tal y como es, y no como me gustaría que fuera. Creyendo que tú harás que todas las cosas estén bien, si yo me entrego a tu voluntad; de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida, e increíblemente feliz en la siguiente”.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2015
EL TESORO ESCONDIDO
Un encuentro con Dios en tu juventud
Por: Pablo M. Claverie
Lecturas devocionales para jóvenes 2015
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(196)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*