Martes 4 de julio 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Después de eso, le haría falta un masajista

“Te acostarás sobre el lado Izquierdo, y echarás sobre ti la culpa del pueblo de Israel. Tendrás que estar acostado
sobre ese lado, llevando sobre ti su culpa trescientos noventa días, o sea, un día por cada año de culpa de Israel” (Ezequiel 4:4, 5).

El lugar más incómodo en el que me he quedado dormida fue el portamaletas de un autobús. Estábamos de gira con la banda de música y llevábamos casi una semana durmiendo en suelos de gimnasios y de iglesias, y yo estaba agotada. Ya no podía más; aquel día me había levantado antes del amanecer. Tenía que dormir y todavía nos quedaba mucho camino por delante. Todos los espacios del suelo y los asientos del autobús estaban llenos de jóvenes tumbados. Miré hacia arriba y hacia abajo, en todas direcciones, y entonces lo vi: el único lugar libre. El portamaletas era bastante amplio, así que me subí, me acomodé como pude a pesar de las barras de metal y, en segundos, estaba instalada, con la nariz a centímetros del techo. Me di cuenta de que aquella no había sido muy buena idea cuando el autobús giró en la primera curva y yo casi caigo al piso. También hacía bastante calor allí arriba así que, después de dos horas, apenas dormí quince minutos. Esa experiencia de dormir (o de no dormir, según queramos verlo) no fue nada comparada con lo que tuvo que pasar Ezequiel.
Dios le dijo a Ezequiel que se acostara sobre el lado izquierdo de su cuerpo durante trescientos noventa días, un día por cada año que Israel había pecado contra Dios. Y cuando terminara aquel tiempo, debía acostarse sobre el lado derecho otros cuarenta días, uno por cada año de pecado de Judá. Imagínate cómo debió de sentirse Ezequiel más de un año acostado sobre un lado de su cuerpo. Todo esto simbolizaba el hecho de que la dudad estaría pronto en condiciones deplorables: la comida estaría racionada así como el agua, y pasarían hambre. Dios estaba tomando medidas drásticas porque todas sus advertencias habían sido ignoradas. Ahora ponía un freno a su pueblo con la esperanza de que se volvieran a él antes de que fuera demasiado tarde.
Espero que Dios no tenga que enviar a tu vida a nadie recostado sobre un lado durante un año para que te des cuenta de sus advertencias. Tal vez ha estado intentando llegar a ti de maneras sutiles, ¿lo has escuchado o lo has ignorado? Dios tomará medidas drásticas si es necesario, pero ¿no sería más sencillo que prestaras atención a sus advertencias y oyeras hoy su llamado?
MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(26)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*