Domingo 6 de agosto 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Con la nariz rota y sin analgésicos

“Hageo, el mensajero del Señor, les habló en nombre de Dios, diciéndoles: ‘El Señor dice: “Yo, el Señor, lo afirmo: Yo estoy con ustedes”'” (Hageo 1:13).

“Tal como se lo prometí cuando salieron de Egipto, mi espíritu les acompaña. No tengan miedo” (Hageo 2:5).

Era el peor escenario que me pudiera imaginar. En un solo accidente me había fracturado el brazo izquierdo y la nariz. Mi rostro se veía como aplanado, con el cartílago y el hueso de la nariz rotos en pedadtos. Habían pasado dos semanas desde aquel accidente y mi nariz había comenzado a sanar de forma aplanada. Yo sabía que el médico tenía que hacer algo drástico, pero no sabía exactamente qué. Mientras estaba sentado en su silla, él miró mi nariz y me dijo: “Agárrate de algo. Esto te va a doler”. De repente, su mano estaba en mi cara y sus dedos preparados como si fuera a pellizcar juguetonamente mi nariz. Me agarré del apoyabrazos, dándome cuenta de que fuera lo que fuese que él iba a hacer, lo haría sin analgésicos. Pero en lugar del metal frío del apoyabrazos, encontré la mano de mi madre agarrando con firmeza la mía con todo el amor que se puede comunicar con los dedos. Dejaré de lado los espeluznantes detalles y solo diré que sentir el apoyo de mi madre alivió muchísimo el dolor.
El libro de Hageo tiene solo dos capítulos, pero en tan pocas palabras llama a la gente a ver más allá de su dolor y a comenzar el proceso de reconstrucción de su fe y de su vida. Habían pasado dieciocho años desde que habían regresado para reconstruir Jerusalén y todavía su Templo, que simbolizaba su verdadera fuente de protección y sanidad, estaba en ruinas, las mismas que habían dejado Nabucodonosor y su ejército. La gente estaba angustiada. Hageo repite dos veces en su mensaje que Dios les asegura que estará con ellos, como se lo había dicho a sus antepasados apenas unos días después de su liberación de Egipto. A través de los profetas menores, Dios asegura, a ellos y a nosotros, que está a nuestro lado, sean cuales sean las circunstancias de nuestra vida. Así que, si no aprendes nada más de estos profetas, al menos recuerda que Dios está siempre presente, siempre amándonos a pesar del dolor y siempre tratando de llegar a todas las personas, ya sea que estén prestando atención o no.
GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

Home


========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(43)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*