HBOOK007-pequeños800Entonces Dios el Señor […] sopló en su nariz y le dio vida.

Así el hombre comenzó a vivir. Génesis 2:7.

Mi abuelo no es un mono. ¿Tu abuelo es un mono? Claro que no. Ni el abuelo de tu abuelo y nadie que forme parte de tu familia. Tú ya sabes la razón: es porque fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, y provenimos todos de un hombre llamado Adán. No hay ningún mono en la historia del primer hombre.

Muchas personas hablan de la evolución del hombre como si eso fuera verdad. En la escuela, tú podrás encontrar libros que defienden esa idea y enseñan que Dios no es el Creador. No creas eso.

Cree que Dios es el Creador del mundo y de todas las cosas que hay en él.

Y Dios hizo aún más que crear: él amó y planeó un futuro maravilloso para nuestra vida. Si vivimos según su voluntad, seremos felices y solamente veremos a los monos en los zoológicos y en las reservas naturales.

 Hablemos con Dios

¡Qué idea extraña! Que el hombre descienda del mono. Señor muchas gracias por formar parte de mi familia. Ayúdame a compartir el amor de Jesús entre las personas y contarles que ellas fueron creadas de un modo muy especial. ¡Amén!

 

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(617)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*