Viernes 7 de julio 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Los grandes profetas no lloran

“Ezequiel será para ustedes un ejemplo, y todo lo que él hizo lo harán ustedes. Cuando esto suceda, reconocerán que yo soy el Señor” (Ezequiel 24:24).

Aunque él sabía que ella estaba muerta, no podía abandonarla. En lugar de salir huyendo para salvar su propia vida, se quedó al lado del cuerpo Inerte de ella, arrodillado junto a su amada y tomándola entre sus brazos. Permaneció allí tanto tiempo que los soldados enemigos lo capturaron. Esta historia la cuenta Robert Fulghum en su libro Todo lo que necesito saber lo aprendí en la guardería. Mientras la leía, pensaba en cuán profundamente debía amar ese hombre a su esposa, y cuán profundamente debe de haber llorado su muerte.
Todos lloramos cuando alguien a quien amamos muere, pero a Ezequiel no se le permitió llorar cuando murió su esposa, la persona a la que él más quería (ver Eze. 24:16). Dios le dijo que no debía llorar ni lamentarse, que no podía descubrirse la cabeza ni andar descalzo, ni tampoco comer el pan que se solía comer en aquellas ocasiones de luto. Cuando el pueblo de Israel le preguntó a Ezequiel por qué se comportaba asi, él les dijo que era un símbolo de cómo ellos responderían cuando Jerusalén, lo que más querían, cayera en manos enemigas. Sus hijos e hijas perderían la vida y los sobrevivientes serían llevados al exilio sin que se les permitiera llorar la muerte de sus seres queridos. Dios dijo que, cuando todo sucediera tal como Ezequiel había predicho, el pueblo sabría que Jehová es el único Dios verdadero.
Parece que el propósito que hay detrás de todo el libro de Ezequiel es que el pueblo de Israel reconozca que Jehová es el único Dios verdadero. Todas las profecías tenían como objetivo que el pueblo elegido recordara algún día las palabras de Ezequiel y se dieran cuenta de que era Dios quien lo dirigía todo. Este propósito se repite más de sesenta veces en el libro de Ezequiel, así que puedes imaginarte lo importante que era para Dios que su pueblo lo reconociera como el único Dios verdadero.
Era importante entonces, y sigue siendo importante ahora, que reconozcamos a Dios como el único Dios verdadero. A veces nos perdemos en ciertos aspectos superficiales de la religión, pero lo más importante para Dios es nuestra relación con él, es que sepamos que él es el único Dios verdadero y que caminemos a su lado. Haz de tu relación con Dios tu máxima prioridad hoy.
MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

(50)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*