HBOOK007-pequeños800Y Dios el Señor formó de la tierra todos los animales y todas las aves, y se los llevó al hombre para que les pusiera nombre. Génesis 2:19.

¿Qué nombre le darías tú a una bola blanda de algodón que anda de un lado a otro? Adán le dio el nombre de oveja.

¿Cómo llamarías a una ramita verde y saltarina? Adán la llamó mamboretá. Y él también le puso nombre al león, al elefante, al perro, al gato, a! sapo y a todos los animales que existen. Fue Dios quien le dio ese trabajo a Adán.

¡No debe haber sido fácil darle un nombre diferente a tantos animales! ¿Sabes cómo fue que Adán logró hacer eso?

No fue solamente porque era muy inteligente. Fue también porque, al darle un trabajo a Adán, Dios sabía lo que estaba haciendo. Sabía que Adán sería capaz de eso.

¿Qué quieres ser cuando seas grande? Dios te puede pedir también un trabajo especial a ti. Cuando eso suceda, acuérdate: Dios sabe lo que haces. Él sabe de lo que tú eres capaz.

 

Hablemos con Dios

Mi querido Dios, cuando yo tenga algún trabajo  especial para hacer, ayúdame a no tener miedo y a hacer mi mejor  esfuerzo. ¡Amén!

 

Meditaciones Matinales para niños pequeños

Hablemos con Dios

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(748)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*