Reconocer que NO hay un grupo especial o pueblo “escogido” exclusivamente designado para recibir la gracia de Dios. Siendo así, el perdón de Dios está a disposición de todos.

(1018)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*