Bosquejo | Lección 7 | Jesús, el Espíritu Santo y la oración | 2º Trim/2015 | Escuela Sabática


Motivación:
¿Cuántas veces al día comen ustedes? Esa fue la pregunta de una nutricionista a sus clientes. Algunos respondieron 3, otros 2, alguien 4. Pero la respuesta de uno de ellos le llamó la atención. Él dijo: “Una sola vez al día”. Pero después explicó: “Como todo el día sin parar”.
Si la pregunta fuera, ¿cuántas veces al día debemos orar? ¿Cuál sería su respuesta? ¿Tres veces? ¿Más?

La oración eficaz no consiste en superar nuevos récord de tiempo en oración o en mejorar las palabras expresadas. La oración eficaz consiste en vivir toda mi vida y hablar todas mis palabras en la alegre conciencia de la presencia permanente del Espíritu Santo.

Foco: Reconocer que la fe y la vida cristianas se originan y nutren por medio del Espíritu Santo. Es esencial que esa vida sea sustentada por una conexión incesante con Dios a través de la oración, la alabanza, las acciones de gracias, de la intercesión y de la dependencia.

Comprensión:
I. Jesús y el Espíritu Santo
Pregunta 1: ¿Cómo se manifestó el Espíritu Santo en el inicio de la vida de Jesús en la Tierra?
La concepción de Jesús se realizó por medio del Espíritu Santo (Luc. 1:35).
El Espíritu Santo reveló a las personas que Jesús era el Salvador prometido. Ejemplo: Elizabeth y Simeón (Luc. 2:25-32).
Pregunta 2: ¿Qué significa la expresión “El Espíritu del Señor está sobre mí” (Luc. 4:18)?
El Espíritu fue su constante compañero, su fuerza sustentadora y su presencia constante entre sus seguidores.
Pregunta 3: ¿Por qué la blasfemia contra el Espíritu Santo es el pecado más grave de todos? (Luc. 12:10).

II. Jesús y la oración
Pregunta 4: ¿Qué fue lo primero que hizo Jesús después de su bautismo?
Estar solo en comunión y oración.

Pregunta 5: El evangelio de Lucas registra que Jesús nos dio algunos principios generales de la oración, cualidades que deben caracterizar la oración. ¿Cuáles son?
• Orar por los enemigos (Luc. 6:28).
• Orar por la obras de Dios en el mundo (Luc. 10:2).
• Orar por coraje espiritual (Luc. 18:1).
• Orar en confesión y humildad (Luc. 18:10-14).
• Orar siempre (Luc. 21:36).

Aplicación:
1. Si Jesús siendo divino fue tan dependiente de la orientación del Espíritu Santo, cuánto más nosotros debemos buscar fervorosamente esa orientación.

Creatividad:
Jesús afirmó: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió para predicar buenas nuevas a los pobres.
La intervención del Espíritu Santo tiene un propósito: la Escritura dice que es para predicar.
Si Dios lo bendice es con un propósito.
Si Dios le da salud es con el propósito de cumplir una misión.
Si Dios lo unge es para predicar y anunciar las buenas nuevas de salvación.

(997)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*