Motivación
El niño llega a casa pisando fuerte y le dice al padre:
– ¡Estoy muy enojado con Lucas, papá! ¡El me avergonzó en la escuela y ahora yo le deseo todo lo peor!
El padre entonces lo lleva al patio, con una bolsa de carbón y le dice:
– Hijo, quiero que le tires pedazos de carbón a esa sábana que está colgada en el tendedero, como si ella fuese Lucas.
El hijo sin entender, pero entusiasmado con el juego, hace lo que el padre pide.
Al final, el niño dice que está feliz de haber ensuciado una parte de la sábana, como si fuese su compañerito.
El padre entonces lo lleva frente al espejo y para sorpresa del niño, la apariencia de él era tan negra, que apenas conseguía ver sus propios ojos. Entonces el padre concluyó:
– Mira, hijo, el mal que deseamos a otros es como ese carbón. Este puede llegar a ensuciar un poco la sábana, pero la verdad es que el mayor perjudicado fue quien lo tiró.

Enfoque: Reconocer que la verdadera sabiduría se revela a través de una vida de palabras y acciones humildes y amorosas.

Comprensión:
1. Sabiduría que viene de Dios
Pregunta 1 ¿Por qué Santiago coloca la mansedumbre o humildad como prerrequisito para recibir la sabiduría?
Mansedumbre viene de la palabra griega prautes, que significa “suave”, humildemente paciente, dócil, gentil, amable. (Ef.4:2) Evidencia de que Cristo está en nosotros.
Lo opuesto a la mansedumbre es orgulloso, lleno de amarga envidia y ambición egoísta.
Pregunta 2 ¿Cuál es la sabiduría que procede de lo alto, en contraste con la sabiduría que viene de abajo?
Que la sabiduría es más que simplemente distinguir entre el bien y el mal. Es la correcta comprensión de cómo tratar a los demás.
Santiago define la verdadera sabiduría, aquella que “procede de lo alto”, con las siguientes características: ella es (1) “primeramente pura”; (2) “luego pacífica”, (3) “tolerante”, (4) “complaciente”, (5) “llena de misericordia” y (6) “de buenos frutos”, (7) “imparcial” y (8) “no hipócrita”. (Sant. 3:17). Santiago resume todas esas cualidades en el siguiente versículo como
“el fruto de justicia”.
II. Amistad con el mundo
Pregunta 3 ¿Por qué Santiago habla de ser amigo del mundo, en vez de amante, considerando el contexto de adulterio e infidelidad? (Sant. 4:2, 4)
Respuesta: No es necesario tener relaciones sexuales con una mujer para cometer adulterio. Ser amigo del mundo, codiciar sus placeres y abrazar sus valores es suficiente para romper nuestro compromiso con Dios. (Sant. 4:5) El amor a Dios es un amor de todo o nada.
Aplicación:
1. No combatir el mal sino el origen del mal.
2. Tenemos que luchar contra las tentaciones de afuera y de adentro.

Creatividad:
Entrega, sumisión, humildad son ingredientes necesarios para recibir sabiduría. Eso solo es posible cuando cada día separamos tiempo para esa entrega. El culto personal no es meramente una lectura de la Biblia o estudio de la lección. Es fundamentalmente entrega, sumisión. Entonces Dios nos otorga sabiduría para saber cómo actuar con nuestro semejante, con las grandes decisiones de la vida.

(1073)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*