Confesión y arrepentimiento: condiciones para el reavivamiento es el título de la lección 6 de la Escuela Sabática para el 3º Trim/2013.
Participación Especial: Pr. Bruno Raso.
Motiva: Historia del muchacho que fue advertido por su madre para no jugar con un alambre, imitando un helicóptero. Él no se detuvo y golpeó a un patito, el cual murió en el mismo instante. Él lo escondió. La hermana vio y lo amenazó diciendo que le contaría a su mamá, a menos que él la llevara a pasear en un carrito de juguete. Él así lo consintió. La llevó a pasear por mucho tiempo, hasta que se cansó y pensó que sería mejor confesar. Se armó de valor y fue hasta donde estaba su madre y le dijo: Mamá, maté a un patito con el alambre que me dijiste que no jugara. La madre respondió: Yo lo vi, y también vi cómo tu hermana se aprovechó de la situación. Te perdono, que no vuelva a suceder. Él se secó las lágrimas y salió corriendo. La hermana estaba esperándolo para que siguiera empujando el carrito, pero él le dijo: Ya no, ya confesé.
Enfoque: Reconocer que el arrepentimiento y confesión de pecados son elementos clave del crecimiento espiritual.
Explora:
I. La naturaleza del arrepentimiento.
Pregunta 1: ¿De dónde viene el verdadero arrepentimiento?
• Hech 5:31 Es la bondad de Dios la que nos lleva al arrepentimiento.
• Juan 16:8 Es el poder de convicción del Espíritu Santo el que nos da conciencia de la necesidad de un Salvador que perdona pecados.
Pregunta 2: ¿Cómo define la Biblia al arrepentimiento?
• 2 Co 7:9,10 Tristeza no por las consecuencias de nuestros pecados si no por ofender a Dios, por habernos alejado de El. Incluye la decisión de abandonar los pecados específicos.
II. La naturaleza de la confesión.
Pregunta 3: ¿Cómo tiene que ser la confesión?
• La confesión aceptada por Dios es precedida por un arrepentimiento sincero.
• Confesión Específica. 1 Juan 1:9
• Juan está hablando de actos específicos de pecados, y no del pecado como un principio del mal en la vida. Siendo así, la confesión debe ser específica, y no un mero reconocimiento de la pecaminosidad. La verdadera confesión es siempre de un carácter específico y reconoce pecados particulares”. El camino a Cristo, p. 38
• La confesión elimina la culpa.
Pregunta 4: Si ya confesamos el pecado y seguimos sintiéndonos culpables ¿por qué?
La respuesta para la culpa es Jesús, su gracia elimina la culpa destructiva que el pecado nos impone.
Mat. 5:4 Bienaventurados los que lloran (confiesan), porque serán consolados (perdonados).

(1010)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*