Santiago, el pastor Pasar tres años y medio con Jesús fue algo que cambió el resto de sus vidas. Bajo la instrucción del mayor Maestro que el mundo haya conocido, sus discípulos aprendieron de él cómo alentar a los agobiados y cómo ejercer la manifestación del poder divino en favor de los enfermos. De verdad, envidio no haber disfrutado tanto como ellos la compañía de Cristo. Aunque procedentes de distintos entornos y de caracteres muy variados, Cristo se propuso cumplir en ellos sus palabras: «El que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará; y mayores que éstas hará» (Juan 14: 12).

(354)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*