Devoción Matutina Para Adolescentes | Domingo 02 de Abril del 2017


NO TOMAR DECISIONES, ES EN SÍ UNA DECISIÓN

“Elias, acercándose a todo el pueblo, dijo: ‘¿Hasta cuándo van a continuar ustedes con este doble juego?

SI el Señor es el verdadero Dios, síganlo a él, y si Baal lo es, a él deberán seguirlo’. El pueblo no respondió palabra” (1 Reyes 18:21).

Mi esposa no es capaz de tomar una decisión entre dos cosas que le gustan aunque su vida dependa de ello. Literalmente, le lleva horas decidir qué color de chaqueta usará hoy. Ha llegado hasta tal punto en que yo ya ni me molesto en acompañarla de compras.

Una de las peores experiencias que tuve con su indecisión fue cuando tuvimos que pintar nuestra casa nueva. Nunca habíamos pintado una casa, así que ya te puedes imaginar lo difícil que resultó elegir un color. De hecho, yo ni siquiera imaginaba que existían tantas tonalidades diferentes de amarillo, azul, rojo y verde. Yo pensaba que solo existían los colores básicos, con un nombre sencillo, como me enseñaron en la primaria. Hasta que, antes de pintar la casa, descubrí que existen el gris piedra, el blanco roto o el rosa coral. Esto, por supuesto, fue fatal para mi esposa. Con tantas opciones, se hundió en un mar de indecisión. Así que se llevó a casa quince o veinte tonalidades diferentes de cada color en pequeñas muestras, que pegó en las paredes para analizar con lupa hasta la diferencia más mínima. Parecía que mis ojos no eran capaces de distinguir la diferencia entre los colores por los que mi esposa no podía decidirse. Perdimos una cantidad enorme de tiempo debatiendo los pros y los contras de cada uno.

Creo que así es como se sintió Elias cuando, en el monte Carmelo, toda la nación de Israel lo rodeaba. Él mismo los había llamado, en una época en la que adorar a Baal estaba de moda entre el pueblo elegido. Sin embargo, ellos decían que adoraban al Dios de Abraham, Jehová. Así que la pregunta de Elias “¿Hasta cuándo van a continuar ustedes con este doble juego” nos muestra que permanecer en la indecisión no es bueno. En el libro de Apocalipsis, Jesús dice algo similar a la iglesia de Laodicea, que ni era fría ni caliente, y por lo tanto, por ser tibia, la vomitaría de su boca.

¿Existen en tu vida opciones en conflicto y no sabes por cuál decidirte? ¿Lo único que tienes claro es que no son compatibles? Pues, si todavía no has tomado una decisión, pídele a Jesús que te dé el valor necesario para decidirte por lo correcto. Si no lo haces, esa falta de decisión será, en sí misma, la decisión que estarás tomando.

=================
Narrado por: Esther Salgado
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
Fusión
Por: Melissa y Greg Howell, Seth Pierce
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(76)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*