Devoción Matutina Para Adolescentes | Jueves 13 de Abril del 2017

POR MUY GRANDE QUE SEA LA PRESIÓN

“Permaneció fiel al Señor y nunca se apartó de él, sino que cumplió los mandamientos que el Señor había ordenado a Moisés. Por eso el Señor le favorecía y le hacía tener éxito en todo lo que emprendía”

(2 Reyes 18:6,7).

Un año, por mi cumpleaños, convencí a mis compañeros de literatura de que no asistiéramos a clase aquella tarde. Ese sería el regalo de ellos para mí. Yo no quería ir a la clase aquel día porque estaba enojada con el profesor. Creo que la mayoría de mis compañeros no quería faltar, pero los presioné tanto que cedieron. Les dije que, si la mitad de ellos asistían, serían unos traidores y nos harían parecer a los demás como los malos de la clase. Teníamos que hacerlo o todos o ninguno.

La presión dio resultado; aquella tarde, el profesor habló para las paredes. Cuando en la universidad se enteraron de lo que habíamos hecho, todo el mundo nos felicitó por ser tan atrevidos. Pero, al día siguiente, tuvimos que dar la cara. Por poco nos reprueban la materia en ese semestre. Nunca olvidaré lo que dijo el profesor: “Una vez más y están todos reprobados”.

Cuando Ezequías se convirtió en rey de Judá a los 25 años, también tuvo que soportar mucha presión. La Nación estaba dividida en dos. Israel había sido deportado a Asiria; y Judá, que todavía permanecía en su territorio, adoraba a los ídolos. El rey Ezequías era descendiente de una larga línea de reyes que habían caído en la idolatría y tenía mucha presión para continuar con aquellas prácticas. Lo más fácil para él habría sido ceder a la presión de las naciones vecinas, pero decidió no hacerlo. Prefirió hacer lo correcto. Confió en Dios, se aferró de él y obedeció sus mandamientos. Por esa razón, tuvo mucho éxito y Dios lo bendijo en todo lo que hizo. ¡En todo lo que hizo! ¿No te parece impresionante?

¿Puede funcionar hoy esa misma fórmula? Si confiamos en Dios, nos aferramos a él y guardamos sus Mandamientos, ¿tendremos éxito en todo lo que hagamos? ¿0 era aquella bendición solo para los reyes de Israel de aquellos días? Dios no nos promete que nos dará todo lo que queramos, pero sí nos garantiza que, si obedecemos sus Mandamientos, nuestra vida será mejor. Así que yo te sugiero que este año pongas a prueba esta fórmula: confía en Dios y obedece sus Mandamientos en la medida de lo posible, a ver si tienes más éxito que antes.

=================
Narrado por: Esther Salgado
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
Fusión
Por: Melissa y Greg Howell, Seth Pierce
===================
|| www.drministries.org ||
===================

(43)

Comments

Comentarios

Category:

Adolescentes, Matutinas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*