Diálogo Bíblico | Domingo 13 de noviembre 2016 | La protesta de Job | Escuela Sabática


Domingo 13 de noviembre
LA PROTESTA DE JOB
Elifaz, Bildad y Sofar tenían un punto válido: Dios castiga el mal. Lamentablemente, ese punto no se aplicaba en la situación de Job. El sufrimiento de este no era un caso de castigo retributivo. Dios no lo estaba castigando por sus pecados, como lo haría con Coré, Datán y Abiram. Job tampoco estaba cosechando lo que había sembrado, que es algo que suele suceder. No, Job era un hombre justo –Dios mismo lo dijo (ver Job 1:8)– y, por ello, no solo no merecía lo que le había sucedido, sino también él sabía que no lo merecía. Por eso, su queja fue tan amarga y dura.
Lee Job 10. ¿Qué le está queriendo decir Job a Dios, y por qué tiene tanta lógica, considerando las circunstancias?
En momentos de grandes tragedias, ¿no han planteado los creyentes en Dios preguntas similares? “¿Por qué, Señor, te molestaste en crearme?” O “¿Por qué me haces esto a mí?” O “¿No habría sido mejor que nunca hubiera nacido, en vez de haberme creado y que ahora tenga que afrontar esto?”
Lo que hace que todo sea más difícil de comprender para Job es que él sabía que había sido fiel a Dios. Él clamó: “¿[…] aunque tú sabes que no soy impío, y que no hay quien de tu mano me libre? (Job 10:7).
Aquí hay una ironía difícil: en contraste con lo que habían afirmado sus amigos, Job no estaba sufriendo por causa de su pecado. El libro mismo enseña lo opuesto: Aquí, Job estaba sufriendo, precisamente, porque había sido fiel. Los primeros dos capítulos afirman eso. Job no tenía manera de saber que esta era la causa; y, si lo hubiese sabido, probablemente su amargura y su frustración habrían sido peores.
Por singular que fuera la situación de Job, también es universal, pues está tratando con el tema universal del sufrimiento; especialmente, cuando este parece ser desproporcionado con respecto al pecado que alguien pudiera haber cometido. (Una cosa es sobrepasar el límite de velocidad y recibir una multa por ello; otra sería hacerlo para matar a alguien de esa forma.)
¿Qué puedes decirle a alguien que cree que está sufriendo injustamente?
Escuela Sabática | Lección 8 | 19 de noviembre de 2016 | Sangre inocente | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(248)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*