Domingo 15 de febrero
TODOS SOMOS IGUALES
Lee Proverbios 20:12. ¿Qué nos enseña esto acerca del valor de todos los seres humanos?
A diferencia del evolucionismo, que nos considera a todos nada más que como productos del azar en un cosmos sin inteligencia, la Biblia enseña que todos los seres humanos fuimos creados por Dios (ver también Hech. 17:26). Thomas Jefferson afirmó la igualdad de todos los humanos, precisamente porque fueron “creados” por Dios. Tenemos nuestra igualdad en Dios, y solo en él.
Pero, aunque todos tenemos el mismo Hacedor, esto no significa que seamos idénticos. Aun los gemelos idénticos se conducen en forma algo diferente. A los Corintios, Pablo les habla de nuestras diferencias, y enfatiza que no deben darnos un sentido de superioridad sino ayudarnos a ver nuestra necesidad mutua. “Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros” (1 Cor. 12:21).
Lee Proverbios 20:9. ¿Qué otra cosa nos hace iguales?
El pecado es otro igualador universal. A la pregunta retórica del proverbio, la respuesta apunta a la trágica condición de la humanidad. Los seres humanos somos todos mortales, y todo el dinero y el poder del mundo no cambiarán eso. Pero en el contexto de las Escrituras, esta pecaminosidad humana no debe conducirnos a la desesperación, porque la muerte de Jesús en la cruz y su resurrección han pavimentado el camino para todos: no importa cuán pecadores hayan sido, tienen la promesa de vida eterna, que solo viene por la fe en él.
“Si el hombre no puede, por ninguna de sus buenas obras, merecer la salvación, entonces esta debe ser enteramente por gracia, recibida por el hombre como pecador porque acepta y cree en Jesús. Es un don absolutamente gratuito. La justificación por la fe está más allá de controversias. Y toda esta controversia termina tan pronto como se establece el punto de que los méritos de las buenas obras del hombre caído nunca pueden procurarle la vida eterna” (FO 18).
¿Te sentiste alguna vez superior (o inferior) a otras personas? (De todos modos, no deberías compararte con otros.) Si es así, ¿qué te dice la cruz acerca de la igualdad de todos nosotros?
http://escuelasabatica.es/

(318)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*