Diálogo Bíblico | Domingo 20 de noviembre 2016 | Fraguadores de mentiras | Escuela Sabática


Domingo 20 de noviembre
FRAGUADORES DE MENTIRAS
“Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; el que cierra sus labios es entendido” (Prov. 17:28).
Sea lo que fuere que queramos pensar acerca de Job como hombre, no podemos decir que se quedaría sentado en medio de su dolor y escucharía tranquilamente lo que sus amigos le estaban echando en cara. Gran parte del libro de Job consiste en la defensa contra lo que él sabe que es una mezcla de verdad y error. Como vimos, estos hombres no mostraban mucho tacto y simpatía; pretendían hablar a favor de Dios al justificar lo que le había sucedido a Job y, básicamente, decían que estaba recibiendo lo que merecía, o ¡que él merecía algo peor! Cualquiera de estas líneas de pensamiento habría sido suficientemente mala; pero todo junto ya era demasiado, y Job les respondió.
Lee Job 13:1 al 14. ¿Qué enfoque tomó Job al responder a lo que le habían dicho?
Vimos que en el capítulo 2, cuando estos hombres vinieron a Job y lo vieron, no dijeron nada durante siete días. Considerando lo que, finalmente, comenzó a salir de sus bocas, este bien podría haber sido el mejor enfoque. Esto es, ciertamente, lo que pensó Job.
Nota, además, que Job expresa que estos hombres no solo mienten, sino también dicen mentiras acerca de Dios. (Eso es interesante a la luz de lo que sucede hacia el final del libro mismo [ver Job 42:71].)
Seguramente, sería mejor no hablar que equivocarse al hacerlo (¿quién, entre nosotros, no ha experimentado cuán cierto es esto?); y decir cosas erróneas acerca de Dios es mucho peor. Por supuesto, la ironía es que estos hombres realmente pensaban que estaban defendiendo a Dios y su carácter contra las amargas quejas de Job acerca de lo sucedido. Aunque Job no podía comprender por qué todos eso le habían sobrevenido, sabía lo suficiente como para reconocer que lo que estos hombres estaban diciendo los hacía “fraguadores de mentiras” (Job 13:4).
¿Cuándo fue la última vez que dijiste cosas que eran equivocadas, que no deberías haber dicho? ¿De qué modo puedes aprender de esa experiencia para no volver a cometer el mismo error?
Escuela Sabática | Lección 9 | Para el 26 de noviembre de 2016 | Indicios de esperanza | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(173)

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*