Domingo 30 de marzo
LA LEY ROMANA
Lee Lucas 2:1 al 5. ¿Qué lecciones podemos aprender de la forma en la que esos dos seguidores fieles del Señor actuaron en su ambiente político?
Desde el tiempo de los comienzos de la República, los romanos reconocieron la importancia de las leyes escritas para el gobierno de la sociedad. De hecho, el sistema de la ley constitucional establecida por los romanos sigue siendo el fundamento del sistema legal que se encuentra en muchas sociedades democráticas actuales.
En su mayor parte, Roma permitía que los reinos vasallos mantuvieran sus propias costumbres, pero todos los súbditos debían obedecer las leyes imperiales y senatoriales; esto incluía a José y a María.
La ley romana se preocupaba por el orden en la sociedad. Como tal, no solo atendía asuntos de Estado, sino también legislaba la conducta en el área doméstica. Además de estipular los procedimientos para elegir a las personas para los cargos públicos, la ley romana trataba con cosas tales como el adulterio y las relaciones de los amos con los esclavos. Muchos de los códigos sociales eran similares a los que se encuentran en el Antiguo Testamento y en otras sociedades.
Todos los intentos de entender la cultura en la que se escribieron los libros del Nuevo Testamento toman en cuenta el hecho de que el Imperio Romano forma el telón de fondo del mundo en el cual vivían Jesús y la iglesia primitiva.
Muchas cosas que ocurrieron en el Nuevo Testamento, desde la muerte de Jesús hasta el encarcelamiento de Pablo, tienen más lógica cuando entendemos todo lo que podamos acerca del ambiente de ese tiempo. Por supuesto, uno no necesita ser erudito en historia romana a fin de comprender lo que necesitamos para la salvación. Sin embargo, cuando es posible obtenerlo, el conocimiento histórico realmente puede ser útil.
A pesar de las sorprendentes providencias del embarazo de María y la mano obvia del Señor en ello, estas dos personas obedecieron una ley del Imperio, que exigía que dejaran sus hogares, aun cuando María estaba muy adelantada en su embarazo. ¿No habría sido mejor haberse quedado sencillamente en su casa, considerando las circunstancias inusuales? ¿Qué nos pueden decir sus acciones sobre el modo en que deberíamos relacionarnos con las leyes civiles? (Piensa en si hubiera sido fácil para ellos haber justificado su desobediencia.)
Ora hoy por ese amigo que deseas ver en la iglesia el 12 de abril.

Escuela Sabática 2014 – Estudie con Nosotros las lecciones de Escuela Sabática Segundo trimestre 2014. Cristo y su Ley, visite nuestro sitio web para descargar materiales: http://escuelasabatica.es/ Escuela Sabática 2014

(401)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*