Diálogo Bíblico | Domingo 8 de enero de 2017 | El carácter misterioso del Espíritu Santo | Escuela Sabática


Domingo 8 de enero
EL CARÁCTER MISTERIOSO DEL ESPÍRITU SANTO
Lee Juan 3:3 al 8; y Ezequiel 37:5 y 9. ¿Por qué el viento es una ilustración adecuada de la obra misteriosa del Espíritu Santo?
Al comparar las acciones del Espíritu Santo con el viento, Jesús describe el carácter misterioso del Espíritu. Los movimientos del viento tienen algo misterioso. Es difícil predecir con exactitud de dónde viene el viento y a dónde va. ¿Quién no ha sido sorprendido por momentos por la aparición repentina de viento, aparentemente de la nada? Sin embargo, podemos aprender a familiarizarnos un poco con sus movimientos y patrones.
De un modo similar, el Espíritu Santo obra donde le place. Nadie puede controlarlo. Pero, podemos saber dónde está activo y trabajando. Al igual que el viento, el Espíritu Santo es invisible pero puede ser muy poderoso. Nosotros, por supuesto, podemos sentir la presencia del viento y, a menudo, podemos ver su efecto, aun cuando no podamos ver el viento mismo. Desde una brisa suave hasta un vendaval arrasador, el viento puede ser una fuerza muy potente. Cuando se describe al Espíritu Santo como viento, su actividad es conectada con la idea de traer vida a los muertos. Esto implica un poder del más elevado nivel, que solamente Dios tiene.
El modo en que esto se logra sigue siendo un misterio. Dios y su actividad por medio del Espíritu Santo son más grandes de lo que podríamos llegar a comprender, al igual que muchas otras cosas seculares y sagradas.
Esto no significa que no podamos ver lo que el Espíritu Santo logra, pero debemos reconocer que, al lidiar con los misterios divinos, la virtud apropiada es la humildad. La humildad aprecia la grandeza de Dios, reconoce nuestras limitaciones como criaturas y acepta nuestra necesidad de revelación divina.
Elena de White lo explicó muy bien: “Los misterios de la Biblia, lejos de ser un argumento contra ella, se encuentran entre las más fuertes pruebas de su inspiración divina. Si su descripción de Dios consistiera solo en lo que nosotros pudiéramos comprender, si su grandeza y su majestad pudieran ser abarcadas por mentes finitas, la Biblia no llevaría, como lleva, evidencias inconfundibles de la divinidad” (Ed 154).
¿Cuáles son algunas de las fuerzas invisibles de la naturaleza que pueden impactar nuestra vida? ¿Qué debería enseñarnos esto acerca de la realidad de influencias invisibles pero poderosas en nuestro mundo?
Escuela Sabática | Lección 2 | Para el 14 de enero 2017 | El Espíritu Santo: Obrando tras Bambalinas | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(161)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*