Diálogo Bíblico | Jueves 28 de mayo 2015 | Definición de amor: Parábola del buen samaritano – 2a parte | Escuela Sabática 2015
Jueves 28 de mayo
DEFINICIÓN DE AMOR: PARÁBOLA DEL BUEN SAMARITANO – 2A PARTE
“Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?” (Luc. 10:29).
Como experto en la ley judía, el doctor de la Ley debía haber sabido la respuesta a su pregunta. Levítico 19:18, donde se expresa el segundo gran Mandamiento, define “prójimo” como “hijos de tu pueblo”. Por ello, en lugar de proveer una respuesta inmediata a la pregunta del doctor de la Ley, o de entrar en una disputa teológica con él y los que presenciaban el incidente, Jesús elevó al intérprete y a su audiencia a un plano superior.
Lee Lucas 10:30 al 37. ¿Cuáles son los puntos clave de esta historia, y qué revelan acerca del modo en que hemos de tratar a otros?
Nota que Jesús dijo que “un hombre” (vers. 30) cayó en manos de ladrones. ¿Por qué no identificó Jesús la raza o la condición del hombre? Dado el propósito de la historia, ¿por qué eso era importante?
El sacerdote y el levita vieron al hombre herido pero pasaron de largo. Cualquiera que haya sido la razón para no ayudarlo, para nosotros la pregunta es: ¿qué es la verdadera religión, y cómo debemos expresarla? (Deut. 10:12, 13; Miq. 6:8; Sant. 1:27.)
El odio y la animosidad marcaban la relación entre judíos y samaritanos, y en el tiempo de Jesús la enemistad entre ambos solo había empeorado (Luc. 9:51-54; Juan 4:9). Por ello, al hacer del samaritano el “héroe” de la historia, Jesús demostró su punto, en este caso a los judíos, de una manera más fuerte que si lo hubiera hecho de otro modo.
Jesús describió el ministerio del samaritano con gran detalle: se compadeció, se acercó, le vendó las heridas, echó sobre ellas aceite y vino, lo llevó a la posada, pagó por adelantado por su estadía y prometió pagar cualquier adicional en su camino de regreso. Todas estas partes del ministerio del samaritano juntas definen lo ilimitado que es el amor verdadero. A su vez, el hecho de que todas estas cosas fueran hechas a un hombre que, posiblemente, era un judío revela que el verdadero amor no conoce fronteras.
El sacerdote y el levita se preguntaron: ¿Qué me sucedería si me detengo y ayudo a este hombre? El samaritano se preguntó: ¿Qué le sucederá a este hombre si no lo ayudo? ¿Cuál es la diferencia entre ambas preguntas?

VISÍTENOS:

ESCUELA SABÁTICA [ ESPAÑOL ]:
http://escuelasabatica.es/

ESCOLA SABATINA [ PORTUGUES ]:
http://escolasabatina.es/

SABBATH SCHOOL [ INGLÉS ]:
http://sabbathschool.es/

ESCUELA SABÁTICA PARA MENORES:
http://escuelasabaticakids.com/

(213)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*