Jueves 5 de febrero
LA SOBERANÍA DE DIOS
Todos tenemos sueños y hacemos planes, y no obstante, las cosas salen en forma diferente; a veces para mejor, a veces para peor. La Biblia reconoce el valor de la responsabilidad y la libertad humanas. No obstante, la Biblia también afirma el control de Dios sobre los eventos (ver Prov. 20:24; 21:31; Dan. 2; 7).
¿Qué dice Proverbios 16:1? ¿Cómo hemos de entender este texto?
Nos preparamos y hacemos planes, pero la última palabra pertenece a Dios. Esto no significa que nuestros preparativos sean inútiles. Pero, en la vida de fe, si sometemos nuestros planes a Dios él obrará con ellos, y nuestros planes serán dirigidos por él (Prov. 16:9), y en última instancia, afirmados por él (Prov. 16:3). Dios usará aun la obra de nuestros enemigos en nuestro favor (Prov. 16:4, 7).
Aunque estas no son ideas fáciles de captar, especialmente cuando afrontamos situaciones difíciles, deben darnos consuelo y ayudarnos a confiar en Dios, aun cuando las cosas parezcan ir cada vez peor y nuestros planes no resulten como habíamos esperado. El punto clave para nosotros es aprender a rendir todo a Dios; si lo hacemos, podemos estar seguros de su conducción, aun en los tiempos más difíciles.
Lee Proverbios 16:18, 19. ¿Cuál es el lugar de la ambición en el éxito humano?
La Biblia no deja lugar para el azar. Pues aun cuando pensemos que el curso de los eventos es guiado por el azar, podemos confiar en que Dios sigue estando en los controles.
Al procurar comprender por qué ocurren las cosas, ¿de qué modo la realidad de la Gran Controversia nos ayuda a avanzar en medio de algunos problemas difíciles, con respecto a cómo ocurren las cosas que nos suceden?
http://escuelasabatica.es/

(304)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*