Lunes 12 de enero
LUZ Y VIDA
Lee Proverbios 6:23. ¿De qué forma se relaciona la Ley con la luz?
En la Biblia, la Palabra de Dios o su Ley se comparan con la luz: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Sal. 119:105). En la mentalidad hebrea, hay una conexión entre la idea de “ley” y la de “luz”. Así como una lámpara alumbra el sendero por donde caminamos, la Ley nos ayuda a mantenernos en el buen camino; es decir, cuando enfrentamos elecciones morales, nos ayudará a saber cuál es la correcta, aunque a veces la razón o la experiencia personal nos tentarán a no seguir la Ley.
¿Qué ejemplos puedes encontrar en la Biblia de quienes eligieron seguir la Ley de Dios a pesar de tener poderosas razones para no hacerlo? ¿Qué podemos aprender de su obediencia? ¿En qué casos, si los hubiera, la elección de ser fiel parece ser la equivocada, por lo menos, desde la perspectiva humana?
Junto con Proverbios 6:23, lee Proverbios 7:2. ¿Por qué la Ley se relaciona con la “vida”?
Desde la Caída, nuestra esperanza de vida eterna no puede encontrarse en la Ley, sino en la fe en Cristo. Sin embargo, la obediencia a la Ley y a los principios que representa sigue desempeñando una parte central en la vida de fe (ver Mat. 19:17; Apoc. 14:12). Obedecemos porque, como dijo Dios a los israelitas hace miles de años, “Yo [soy] Jehová vuestro Dios” (Lev. 18:4). La Ley de Dios está relacionada con la “vida” sencillamente porque Dios es la fuente de nuestra vida. Este principio representa la espiritualidad verdadera: confiamos en Dios y en sus promesas para nuestra vida presente, así como confiamos en sus promesas para la vida eterna.
Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). En tu andar con Dios, ¿cuál ha sido tu experiencia con la realidad de esta maravillosa promesa?
http://escuelasabatica.es/

(495)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*