Lunes 8 de julio
LA VIDA DE ORACIÓN DE JESÚS
Compara los siguientes textos: Marcos 1:35; Lucas 5:16 y 9:18. ¿Qué tres cosas específicas revelan estos pasajes acerca de la vida de oración de Jesús?
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________
_____________________________________
“Cristo estaba continuamente recibiendo del Padre, para poder comunicárnoslo a nosotros. ‘La palabra que oís’, dijo, ‘no es mía, sino del Padre que me envió’. ‘El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir’. No para sí mismo, sino para otros, él vivió, y pensó y oró. De las horas que pasaba con Dios salía, mañana tras mañana, para llevar la luz del Cielo a los hombres. Diariamente recibía un nuevo bautismo del Espíritu Santo. En las tempranas horas del nuevo día, el Señor lo despertaba de su somnolencia, y su alma y sus labios eran ungidos con gracia para impartirla a los demás”.–Elena de White, R&H, 11 de agosto de 1910.
Examina los pasajes indicados abajo. Identifica, en cada uno, las cosas por las que Jesús oró. ¿De qué modo revelan las oraciones de Jesús, sus preocupaciones más importantes? ¿Cuál es el componente más distintivo de cada una de las oraciones de Jesús?
Juan 17:20 al 24 _____________________________________
Luc. 22:31 y 32 _____________________________________
Mat. 26:36 al 44 _____________________________________
La oración fue vital en la vida de Jesús. Era su línea de comunicación con el Padre. Diariamente, el Salvador renovaba su relación con su Padre mediante la oración. Su vida de oración le daba el valor y la fortaleza para afrontar las tentaciones del enemigo. Salía de las sesiones de oración con el profundo compromiso de hacer la voluntad del Padre. Ellas le proveían de frescura y poder espirituales. En una de las ocasiones en que Jesús oró, Lucas añade: “Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente” (Luc. 9:29). Jesús experimentaba una vivencia espiritual refrescante y una relación renovada con el Padre por medio de su vida de oración.
Reflexiona sobre las ocasiones específicas en que Dios respondió tus oraciones.
¿De qué modo el recordar y reflexionar sobre estas experiencias profundiza hoy tu vida de oración?

(478)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*