Diálogo Bíblico | Martes 7 de marzo 2017 | El fundamento de la oración Bíblica: creer | Escuela Sabática


Martes 7 de marzo
EL FUNDAMENTO DE LA ORACIÓN BÍBLICA: CREER
Lee Marcos 11:24. Además de pedir, ¿qué otro aspecto menciona Jesús en conexión con la oración?
No es suficiente con solamente pedir. Hay un segundo aspecto importante que debe estar presente en nuestras oraciones: la fe. El libro de Hebreos nos dice que “sin fe es imposible agradar a Dios” (11:6). Cuando nos arrodillamos ante Dios y abrimos la Biblia en cualquiera de sus más de tres mil promesas, y luego pedimos a Dios, con la simplicidad de un pequeño niño, que cumpla su promesa en nuestro favor, debemos creer que él hará, a su tiempo, lo que es mejor para nosotros.
Lee Santiago 1:6 al 8. ¿De qué forma describe el texto a la persona que tiene falta de fe? ¿Por qué es la fe un requisito para recibir los dones prometidos?
Si venimos a Dios, debemos creer que él existe y que recompensará a todo aquel que lo busca. La oración efectiva debe estar acompañada por fe, no solamente en que Dios puede responder, sino también en que lo hará, según su divina voluntad.
En la Biblia, la fe está relacionada con la confianza. Podemos confiar en alguien solamente cuando sabemos que la otra persona es confiable. Cuando tenemos dudas de que Dios cumplirá sus promesas, vacilamos y no podemos esperar recibir algo de él. Pero, creer significa fiarnos de la promesa de Dios. Significa que dependemos de Dios y de sus promesas, aun cuando nuestros sentimientos nos dicen lo contrario. Pues “la fe [es] la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Heb. 11:1). La fe se aferra de las promesas de Dios porque confiamos en lo que él ha dicho (11:11). La fe sabe que “es imposible que Dios mienta” (6:18). Dios es el mismo ayer, hoy y por los siglos (13:8). La fe sabe que, para Dios, nada es imposible (Luc. 1:37).
La fe abre la puerta a la casa del tesoro divino. Por medio del Espíritu Santo, Dios mueve los corazones de hombres y mujeres para que confíen en la Palabra de Dios y que, por fe, las oraciones puedan mover el brazo de la Omnipotencia.
¿Qué te ayuda a crecer más fuerte en la fe? ¿Qué aspecto de Jesús te ayuda a tener confianza en su disposición y habilidad para auxiliarte en tus momentos de necesidad?
Escuela Sabática | Lección 10 | Para el 11 de marzo de 2017 | El Espíritu Santo, la Palabra y la Oración | El Espíritu Santo y la Espiritualidad | Primer trimestre 2017 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

(298)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*