Martes 7 de octubre
PEDIR CON FE
Lee Santiago 1:5 y 6. ¿En qué se diferencia la sabiduría del conocimiento? ¿Qué conexión hace Santiago entre la sabiduría y la fe?
Parece un poco extraño que Santiago diga: “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría”. ¿Quién piensa que tiene suficiente sabiduría? Salomón, por ejemplo, reconociendo su necesidad, humildemente pidió: “Da, pues, a tu siervo corazón […] para discernir entre lo bueno y lo malo” (1 Rey. 3:9). Más tarde escribió: “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría” (Prov. 9:10).
Tendemos a pensar que la sabiduría es lo que sabemos. ¿De qué modo los siguientes textos nos muestran cuál es el otro aspecto de la verdadera sabiduría? Sant. 1:19-21; 2:15, 16; 3:13.
Tanto Proverbios como Santiago describen la sabiduría como algo muy práctico: no lo que sabemos, sino cómo vivimos. Por ejemplo, ser “pronto para oír” (Sant. 1:19). Platón declaró: “Los hombres sabios hablan porque tienen algo que decir; los necios, porque les gustaría decir algo”. En otras palabras, podemos tener todo el conocimiento que el mundo ofrece, pero no la sabiduría verdadera.
Por supuesto, por cuando Dios es la fuente de toda verdadera sabiduría, la obtenemos mayormente por escucharlo a él: leyendo su Palabra, y dedicando tiempo a la reflexión y la contemplación de la vida de Cristo, quien “nos ha sido hecho por Dios sabiduría” (1 Cor. 1:30). Al aprender a reflejar el carácter de Cristo en nuestra propia vida, vivimos la verdad como es en Jesús. Eso es sabiduría verdadera.
Lee Santiago 1:6 otra vez. Debemos pedir con fe, sin dudar. ¿No es esto difícil, a veces? Cuando eso ocurre, es vital orar y comenzar a meditar en todas las razones que tenemos para confiar: la historia de Jesús, las profecías bíblicas y nuestra propia experiencia personal. ¿De qué modo esto nos ayudaría a vencer toda duda que pudiera surgir ocasionalmente?
www.escuelasabatica.es

(251)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*