Miércoles 19 de marzo
OBREROS PARA LA SIEGA
“Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban de-samparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mat. 9:36-38). ¿Qué mensaje importante podemos encontrar en estos versículos para la tarea que está delante de nosotros hoy?
La mies espiritual era abundante, pero los segadores eran escasos. El suelo del corazón había sido preparado; la semilla espiritual había sido plantada; la germinación, la humedad y la luz solar abundantes fomentaron un crecimiento increíble. Las almas maduras esperaban la cosecha, pero ¿dónde estaban los segadores? Usando palabras gráficas, sencillas y fácilmente comprensibles, Jesús procuró inspirar un celo contagioso.
Algunas veces, los cristianos anhelamos el compañerismo con otros creyentes y formamos grupos que pasan por alto, ciegamente, a los buscadores de la verdad que están en el mundo y que ya están maduros para la cosecha. Tal vez no percibimos que debemos rendir cuentas por las almas que perecen, y ocupamos nuestro tiempo con actividades en la iglesia, responsabilidades cívicas, el mantenimiento de los edificios y otros proyectos valiosos dedicados a conservar el statu quo. Sin duda, todo esto es bueno. No obstante, miembros de iglesia bien intencionados dudan, a veces, del valor de la evangelización, o expresan este sentimiento: “Pastor, este asunto de la evangelización está bien, pero ¿no necesitamos programas para las personas que ya están en la iglesia?”
Este es un buen cuestionamiento, pero: ¿Cuándo lamentó Jesús la escasez de conservadores de granos? Su súplica, en cambio, fue por “más segadores”.
¿Cómo podemos encontrar el equilibrio correcto entre ministrar las necesidades de los que están en la iglesia y, al mismo tiempo, no descuidar la tarea de alcanzar a otros?

Escuela Sabática 2014 – Estudie con Nosotros, visite nuestro sitio web: http://escuelasabatica.es/ Escuela Sabática 2014

(325)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*