ADULTOS - LOS ORIGENES 1T 2013 (1)Domingo 3 de marzo
EL DOMINIO DADO EN LA CREACIÓN
De acuerdo con Génesis 1:26, el dominio de Adán se extendía a todas las demás entidades creadas: el mar, la tierra y el aire. El dominio incluía la idea de gobernar o tener poder sobre esas criaturas. Nada se dice acerca del dominio sobre las fuerzas mismas de la naturaleza sino solo sobre las criaturas. Y de acuerdo con el texto, esta regla era universal: Adán había de ser, esencialmente, el gobernante de la Tierra.

Lee el Salmo 8. ¿Cuál es la reacción de David al honor que Dios les dio a los humanos? ¿Qué significa que se nos ha dado “gloria y honra”, especialmente en el contexto de que a los humanos se les dio el dominio sobre la Tierra?

De acuerdo con Génesis 2:19, una de las primeras tareas de Adán fue dar nombre a los animales. Los nombres tenían gran importancia en los tiempos bíblicos. El nombre representaba a la persona y, a menudo, su situación. La autoridad de dar nombres a las aves y las bestias era una confirmación de la potestad de Adán como gobernante sobre los animales.

Lee Génesis 2:15. ¿De qué modo ves que se revela aquí el principio de la mayordomía?

La tarea de Adán era cuidar del Jardín, administrar y atender sus necesidades. La raíz hebrea, smr, traducida aquí como “guardar”, a menudo significa “supervisar” o “proteger”. El Jardín era un regalo para Adán, una expresión del amor de Dios, quien le había dado esa responsabilidad (otro ejemplo del dominio que Adán había recibido en ocasión de la creación).

¿De qué modo nuestra comprensión de Dios como Creador o, más específicamente, nuestra comprensión de la historia de la creación misma, impacta la forma en las que tratamos el medioambiente? ¿Por qué debería nuestra comprensión de estas cosas protegernos, ya sea de la escandalosa indiferencia hacia el medioambiente o, en contraste, de una devoción fanática a él?

(367)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*