Domingo 11 de enero 2015 | Devoción Matutina para Adultos 2015 | Dios es amor

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor permanece en Dios y Dios en él” (1 Juan 4:16).

Recuerdo el incendio de la Biblioteca Nacional de Sarajevo (Bosnia-Herzegovina) a finales de agosto de 1992. El edificio era el símbolo de la identidad de un pueblo, poseía dos millones de libros y miles de documentos y manuscritos de gran valor. El fuego de artillería del ejército serbobosnio impactó en el edificio y los libros allí depositados ardieron.
Haciendo ahora un pequeño esfuerzo de imaginación, supongamos que uno de aquellos códices de Sarajevo, era una copia única de la primera epístola de Juan donde el fuego había destruido la mayor parte del capítulo cuatro del escrito. En el versículo ocho, casi todo chamuscado, a duras penas se podía todavía leer “Dios es…”, el resto era ilegible. ¡Qué lástima! De no haberse quemado hubiésemos podido contar con una definición de la naturaleza de Dios. El misterio pudo finalmente revelarse, la frase del manuscrito completarse, porque -seguimos imaginando- los expertos, consiguieron desplegar la parte quemada del capítulo cuatro y mostrar, en el versículo dieciséis, la palabra que faltaba: amor.
Sí, Dios es amor, el amor es su ser, su sustancia, su vida. El amor resume todas sus obras y explica todos sus caminos. El amor venció al pecado para damos la vida eterna. El amor es el objeto de la admiración de los ángeles y lo será para nosotros en la eternidad. Los pensamientos de Dios son amor, su voluntad es amor, su providencia es amor, sus dispensaciones son amor, su santidad es amor, todo en él es amor. ¡Dios es amor! ¡Sus palabras son amor! ¡Su celo es amor! ¡Sus gozos son amor! ¡Sus lágrimas son amor! ¡Sus reproches son amor! ¡Sus juicios son amor!
Este pequeño mundo es el mayor campo de operaciones del amor divino, por eso es un libro de texto para el universo. Tanto los ángeles como los habitantes de los mundos no caídos estudian los misterios del amor redentor manifestado en la cruz de Cristo y, junto a los redimidos, lo seguirán estudiando en la eternidad. Entretanto, la luz que se desprende del Calvario es la fuente y la inspiración de todo acto de amor que se prodiga en la humanidad.
Dios te ama. No lo olvides. No importa quién seas. Decídete a compartir el gran mensaje del amor de Dios donde quiera que vayas.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2015
Pero hay un DIOS en los cielos…
Por: Carlos Puyol Buil
Lecturas devocionales para Adultos 2015
www.DevocionMatutina.com

(621)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*