Domingo 11 de enero 2015 | Devoción Matutina para Mujeres 2015 | El sueño de la mujer cristiana

El temor de Jehová es para vida, y con él vivirá lleno de reposo el hombre; no será visitado de mal. Proverbios 19:23.

Dormir bien. A veces parece un objetivo muy difícil para la mujer de hoy. Se dice que una mujer de entre treinta y sesenta años duerme poco más de seis horas diarias durante la semana de trabajo. El sueño sienta las bases de un día productivo, pero dormir mal acarrea problemas de concentración, mal humor, aumento de peso, pobre desempeño en el trabajo, y eleva la probabilidad de accidentes. A esto se agrega que, muchas veces, se busca paliar esta situación mediante la ingesta de medicamentos o bebidas cafeinadas, que son perjudiciales.
Pero ¿hasta dónde somos responsables de dormir mal? Es probable que algunos hábitos nos impidan alcanzar el sueño ideal. Por ejemplo, una mala alimentación. Considera esta declaración: “Un proceder equivocado en el comer o en el beber destruye la salud, y con ella la dulzura de la vida. ¡Oh, cuántas veces habéis comprado lo que llamasteis una buena comida a expensas de un organismo afiebrado, pérdida del apetito y pérdida del sueño! ¡La incapacidad de disfrutar de los alimentos, una noche de insomnio, horas de sufrimiento: todo por una comida en que el gusto fue gratificado!” (Consejos sobre el régimen alimenticio, p. 149).
Otra gran dificultad puede ser intentar distraerse con telenovelas o escuchar música frívola. El problema es que al “distraernos” agregamos angustia a nuestra angustia, porque no vamos a la causa de nuestros problemas para solucionarlos. Necesitamos otro tipo de soluciones para dar paz a la conciencia. “Lo que necesitáis es paz, tener en el alma el perdón, la paz y el amor del Cielo. No se los puede comprar con dinero; la inteligencia y la sabiduría no pueden alcanzarlos ni podéis esperar conseguirlos por vuestro propio esfuerzo. Pero, Dios os los ofrece como un don, ‘sin dinero y sin precio’. Son vuestros, con tal que extendáis la mano para tomarlos” (El camino a Cristo, p. 49).
Esta mañana quiero recordarte la mejor solución para dormir bien: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan \4\21).-Gabriela Hernández de Medina.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015
Jardines DEL ALMA
Recopilado por: DIANE DE AGUIRRE
Lecturas Devocionales para Damas 2015
www.DevocionMatutina.com

(581)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*