Domingo 11 de mayo – Devoción Matutina para Menores 2014 — El tordo y el garrapatero

“Si en mi corazón hubiese yo mirado al pecado, el Señor no me habría escuchado. Pero de cierto Dios me oyó, atendió la voz de mi súplica” (Sal. 66:18,19).

Los garrapateros son demasiado perezosos para hacer sus propios nidos y criar sus propios polluelos. Pronto, los hijuelos de los padres adoptivos son echados del nido, pisoteados o mueren de hambre, mientras el garrapatero crece feliz. Pero, la hembra del tordo no se deja engañar por el impostor.
¿Qué hace? Cuando los pequeños abren sus picos para pedir alimento, ella solamente coloca alimento en las bocas amarillas, y no en el interior del pico que es de color rojo. El triste fin del pichón de garrapatero puede parecerte muy duro, pero ¿qué lección te enseña esta historia, en una forma muy directa? ¿Recuerdas lo que dice Jesús, acerca de pedir cosas en su nombre? En la Biblia, hay muchos pasajes que nos aseguran que Dios escucha nuestras oraciones cuando pedimos con fe. Y que Dios no oye ni contesta las oraciones hechas con egoísmo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
¡BUSQUEMOS JUNTOS!
Por: Santiago y Priscila Tucker
__________________________________________________
Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Devoción Matutina en video:
Youtube: www.youtube.com/jespadillchannel
Estudie Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
__________________________________________________

(307)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*