Domingo 16 de noviembre | Devoción Matutina para Menores 2014 | Cintas, medallas y trofeos

«Los que se preparan para competir en un deporte, evitan todo lo que pueda hacerles daño. Y esto lo hacen por alcanzar como premio una corona que enseguida se marchita; en cambio, nosotros luchamos por recibir un premio que no se marchita» (1 Corintios 9: 25).

Cada cuatro años, cuando se celebran los Juegos Olímpicos, oímos hablar mucho de los ganadores de las medallas de oro, plata y bronce, pero cada uno de los atletas de las Olimpíadas es un campeón aunque no regrese a su hogar con medallas. Por el solo hecho de pasar las pruebas y clasificar, ya son campeones.
En los Juegos Paralímpicos sucede lo mismo: cada participante es un campeón. Toda persona que se empeña en avanzar más allá de lo que sus discapacidades físicas o mentales le imponen, ya es un campeón, aun antes de comenzar. Cada participante sabe que uno se siente bien al ganar, al esforzarse por lograr lo mejor, pero no hay ni un solo atleta que no aprecie recibir algún reconocimiento por sus esfuerzos. Aunque sea tu mamá o tu papá, un maestro o un amigo que te digan «buen trabajo», ya reconforta tu corazón.
Dado que Jesús te hizo, él sabe y comprende esta necesidad interior tuya de recibir un reconocimiento por tus esfuerzos. Por eso está planificando una celebración de tu victoria con bombos y platillos. ¡La comida será excelente, las decoraciones increíbles, la música de otro mundo! Y todas las personas«justas» estarán allí.
El te pondrá en la cabeza una corona de oro puro y te dará un traje fabuloso diseñado especialmente para ti. Como anfitrión, te saludará diciendo:
«¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! […] ¡Ven a compartir la felicidad de tu Señor!» (Mateo 25: 23, NVI). Ese «hiciste bien» será mucho más valioso que todas las medallas olímpicas, todos los Óscar de Oliviawood, todas las coronas de Miss Universo, todos los diplomas de honor. Y lo mejor de lo mejor es que el «hiciste bien» será por lo que hizo él, no por lo que hiciste tú. Porque obtuviste la victoria el día en que le diste tu corazón a Jesús. Y sigues siendo victorioso cada día al amarlo y servirlo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo
===============================================
DEVOCIÓN MATUTINA ADVENTISTA
VISITENOS EN:
www.DevocionMatutina.com
DALE “ME GUSTA” Y “COMPARTIR” EN FACEBOOK:
www.facebook.com/DevocionMatutina.1
GRUPO DEVOCIÓN MATUTINA EN FACEBOOK:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
EN YOUTUBE: www.youtube.com/jespadillchannel
Sitios sugeridos:
Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org
Escuela Sabática: www.EscuelaSabatica.es
Remanente Adventista: www.RemanenteAdventista.com
Mensaje Pro Salud: www.mensajeprosalud.com
===============================================

(265)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*